publi texto Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

¡Qué pena! no se decidió nada

Share Button

El lunes 18 de marzo se llevó a cabo una sesión extraordinaria de la Junta Departamental de San José con un propósito significativo: que nuestro departamento avancecon medidas de protección para la salud de sus habitantes. Además de todo el cuerpo de ediles y edilas participaron el productor Eduardo Bauzá y el Ing.Agr. Luis Eduardo Arnábal, representantes de la Red Agroecológica de San José,así como la Directora Departamental de Salud, Dra. María Noel Battaglino.

Luego de una solvente exposición por parte de las personas invitadas y del intercambio entre los ediles, la propuesta era muy sencilla: elaborar un decreto departamental para prohibir la fumigación cercana a las viviendas rurales. Aparentemente estaban todas las voluntades para que el decreto saliera. Pero nunca nos confiemos, las apariencias engañan.

A nivel nacional, existen resoluciones que prohíben la aplicación aérea de plaguicidas en todo tipo de cultivo a una distancia menor de 500 metros de cualquier zona urbana, suburbana o centro poblado;a una distancia menor de 300 metros si el veneno se esparcepor vía terrestre mecanizada. O sea, la avioneta no puede pasar a menos de 500 metros y el “mosquito” a menos de 300.

Esa misma distancia se estableció como norma para los establecimientos educativos en el medio rural: el avión no debería pasar a menos de 500 metros del predio de cualquier escuela, UTU o liceo rural y el “mosquito” a menos de 300.

Lo que el 18 de marzo  proponía aprobar el Frente Amplio en la Junta de San José, era que estas distancias se respetaran también para las viviendas de la población rural. Para que se entienda bien: que la población rural tenga la misma protección que tenemos las personas que vivimos en la ciudad. Que la misma protección que se les da a los niños, niñas y jóvenes durante el tiempo que están estudiando, se les dé cuando regresan a sus casas. Parece de sentido común que, como se sabe, es el menos común de los sentidos.

Si vamos a las necesidades reales, ese retiro no alcanza; tanto para las poblaciones urbanas, como para los establecimientos educativos. No alcanza para nada. Como explicara con claridad la Dra. Battaglino, los daños que están provocando algunos de los pesticidas utilizados demuestran el vínculo directo entre esos herbicidas y enfermedades como el cáncer. Por ejemplo, en el mes de marzo, un tribunal en Estados Unidos declaró que el herbicida Roundup de Monsanto, a base de glifosato, era cancerígeno (Montevideo Portal 20.03.2019). La evidencia es cada vez mayor y las recomendaciones que especialistas y estudiosos pregonan, apuntan a reducir la exposición de los habitantes de nuestros países a los plaguicidas.

Desde la bancada del Frente Amplio en la Junta Departamental, creemos que se puede aportar a esta realidad con las competencias que tenemos en este momento para el territorio de San José. Esto no quiere decir que me encante la normativa nacional que tenemos ni mucho menos. Como ya expresé, lo alcanzado, no es suficiente. Y asumo que en este momento la principal responsabilidad es del Frente Amplio. Pero eso no quiere decir que en lo departamental no llevemos adelante lo que entendemos como mejor para la población. Entretanto, seguiremos insistiendo con los mecanismos nacionales. Principio tienen las cosas. Éste pudo ser uno.

El año pasado un consultor de la FAO recomendaba además agrupar toda la legislación nacional referida al uso de agroquímicos para no tener normativa dispersa y hacer evaluación del riesgo cada vez que se aprobaba un nuevo herbicida (La Diaria 30/04/2018). Tal vez, si desde los diferentes departamentos pudiéramos ir avanzando en esta normativa, como ya lo hizo Canelones, cuando se intente unificar tenemos nuevos criterios por la vía de los hechos. Las políticas públicas hay que pelearlas para que también “de abajo hacia arriba” y no esperar que siempre vengan “de arriba”.

El lunes 18 pensamos que había acuerdo para avanzar hacia la protección de la salud de los habitantes de las zonas rurales de nuestro departamento. Las razones por las que no se votó no tienen lógica razonable. Lo que se dijo fue mucho, no se decidió nada.

 

Por Ana Gabriela Fernández
Edila en la Junta Departamental de San José. Actriz egresada de la EMAD y Educadora Social. Doctoranda en estudios de Género en la Universidad de Oviedo. Docente e investigadora en el Programa Género y Cultura de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO)

 

La ONDA digital Nº 899 (Síganos en Twitter y facebook)

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital