La ONDA digital en Instagram la Onda digital tv Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Prosur y crecimiento económico

Dos acontecimientos hemos elegido para esta nota. Uno de carácter político regional como la creación del Prosur. El otro son las cifras del crecimiento económico de Uruguay en 2018. Son dos acontecimientos muy preocupantes porque afectan el futuro de la integración económica regional y porque la actividad económica tiene crecimiento, pero trimestralmente muestra estancamiento.

Prosur es una creación estrictamente política cuyo objetivo prioritario no es la integración económica sino la búsqueda de mecanismos para desalojar, destituir, expulsar a Maduro de la Presidencia de Venezuela. Tanta es la evidencia, que se crea dicho organismo con la exclusión expresa de Venezuela en su integración. No acompañaron esta nueva institución Uruguay, Bolivia y Surinam. Prosur pretende sustituir a la Unasur que había cumplido importantes funciones para resolver problemas políticos entre los países de la región, como acontecimientos entre Venezuela y Colombia, con problemas políticos en Bolivia y Ecuador. No puede haber integracion económica regional con exclusiones. Prosur es profundamente ideológico aunque critica por su ideología a la Unasur. La América del Sur exporta recursos naturales con bajo valor agregado. Son indispensables cambios en las matrices productivas para iniciar procesos de inserción económica internacional de media y alta tecnología.

Para ello es vital la complementariedad productiva, participación en eslabones de más tecnología en cadenas de valor internacionales, cadenas de valor regionales que permitan esos avances. Esto es muy dificil lograr sin integración regional. Prosur es un profundo retroceso para estos objetivos de integración, porque piensan en su vinculación directa con EE UU, sobre la base de seguir sus lineamientos políticos en la región y continuar exportando recursos naturales . No olvidemos que EE UU amenaza permanentemente con una invasión militar a Venezuela, díficil de medir sus consecuencias y los años que requeriría y que es el tema central que la oposición venezolana acepta, pero es rechazada por la Unión Europea y por los países de nuestra región. Uruguay ha buscado el diálogo interno que la oposición venezolana no acepta. Y cuanto más condiciones se planteen para dicho diálogo, como lo solicita la Unión Europea, más dificil será para concretarse.

El Banco Central de Uruguay acaba de publicar las cifras del PBI para el año 2018, alcanzando un nuevo crecimiento que se mantiene por 16 años consecutivos. En 2018 el aumento fué de 1,6%, por debajo de las expectativas. Aportan a dicho crecimiento el sector de comunicaciones que crece permanentemente. En 2018 las telecomunicaciones crecieron 9,5% especialmente por la trasmisión de datos. Crece el sector agropecuario 6% por la mala cosecha del 2017 derivada de problemas climáticos. Del crecimiento total 0,7% proviene de la refinería de petróleo de Ancap que no había funcionado por mantenimiento en 2017.

Surgen diversas preocupaciones. Sin tener en cuenta la refinería de Ancap, la industria manufacturera hubiera alcanzado una tasa negativa. El PBI industrial ha venido descendiendo en los últimos años con respecto al PBI y actualmente alcanza solamente al 11,7% del mismo. Esta es una de las mayores preocupaciones, porque el propio crecimiento de los servicios necesita también de mayor participación de la industria manufacturera. Sin avances de ésta se dificulta la participación en nuevos eslabones de las cadenas de valor internacionales y en las propias cadenas de valor regionales.
Vuelve a mostrar crecimientos negativos la inversión del sector privado de 1,7%, lo que explica el bajo ritmo de crecimiento del PBI y las dificultades de generación de empleo. ¿ Cúanto estará jugando el atraso cambiario, que sin ninguna duda sigue existiendo, en estas cifras negativas de la inversión privada y del núcleo central de la industria manufacturera?

También es relevante la caída de las exportaciones de 4,8%, donde puede estar jugando las situaciones críticas de las economías de Argentina y Brasil, además de la influencia del atraso cambiario en el sector. El sector comercio, restaurantes y hoteles también presenta crecimiento negativo de 1,3%, donde la baja de turistas argentinos, por su elevada devaluación, influyó en estos resultados.

Crecimiento negativo en la inversión privada, en las exportaciones, en el núcleo básico de la industria manufacturera, en la construcción, en restaurantes, hoteles y comercio influyen en las dificultades de empleo, además de los avances tecnológicos, y de mínimos aumentos de los salarios reales, que también terminan influyendo en el consumo interno privado, que creció por debajo del aumento del PBI.

Recordemos que empleo y salarios son dos variables relevantes en todo proceso electoral.

Por Alberto Couriel
Economista y ex senador

La ONDA digital Nº 899 (Síganos en Twitter y facebook)

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital