Carta abierta a Pablo Mieres

Por  Esteban Valenti

Uypress – Se me está haciendo costumbre escribir cartas a ciertos políticos. Lo lamento, es que las miserias de la política no hay que dejarlas impunes porque se hacen costumbre. Desde el gobierno al más alto nivel o desde los que se consideran una posibilidad de cambio.

Comienzo por una profunda autocrítica, creí realmente que se podía encontrar un grupo político que tuviera el propósito serio, abierto, plural de formar una alternativa al actual gobierno pero también a los 20 años de pésimos gobiernos colorados y uno blanco. Una vana ilusión y cada día comprendo y valoro más a la gente que le tiene asco a los políticos. Nos lo tenemos bien ganado.

La destrucción de La Alternativa me duele porque mucha gente creyó que había posibilidades de otra forma de hacer política, donde la desesperación por un cachito de poder o por todo el poder, no fuera obsesiva y casi excluyente y justificara cualquier porquería.

Porque la resolución que ustedes adoptaron a solo 10 días del lanzamiento de la formula «paritaria»es una reverenda porquería, tan miserable como agarrar la pelota (el lema) y llevárselo para la casa para que los otros tres grupos que la integramos no podamos participar de las elecciones, porque se han vencido todos los plazos legales para inscribir un nuevo lema.

En vuestra propia declaración queda claro que no tienen ni nunca tuvieron la menor duda de que Navegantes no votará en el balotaje al Frente Amplio, no porque ustedes o nadie nos lo exija, sino porque tenemos profundas razones políticas, morales y éticas. Y a ustedes les constan, las hemos repetido públicamente hasta el cansancio.

Lo que determina vuestra ruptura es una sola cosa: el haber perdido la confianza de que Navegantes, en el balotaje, votará al candidato del Partido Nacional. Al que si ya tiene resuelto votar el PI que no lo quiere decir es más, lo quiere ocultar.

Nos fuimos del FA porque repudiamos esa forma de anteponer el poder, en este caso algún cachito de poder acordado con los blancos a la verdadera política, a la transparencia y sobre todo a la libertad. Porque lo que no se quiere es que tengamos la libertad de decir nuestra opinión. Ahora ustedes pueden mentirles cómodamente a los ciudadanos.

Como lo declaró Selva Andreoli, a la que unos pocos días antes le mencionaron tantas virtudes como para proponerla y proclamarla candidata a vicepresidenta, el tema del voto en el balotaje no lo discutimos en Navegantes, pero seguramente habríamos resuelto dar libertad de opción, pero de ninguna manera prohibiríamos a nadie decir a quién votaría o no votaría. Yo por ejemplo no votaré ni al candidato del FA ni al del Partido Nacional y lo hemos dicho personalmente muchas veces.

Lo mismo que hizo Pablo Mieres en el diario El País el 17 de marzo cuando declaró que su principal objetivo era sacar al FA del gobierno y que ya no daría más libertad de opción dentro del PI. Más claro echarle agua, votará al candidato blanco. Y nosotros no hicimos ningún escándalo, no protestamos ni expedimos certificados de confianza, entendimos que eran diferencias aceptables y normales en una alianza como La Alternativa, sin hegemonías ni imposiciones.

Pero parece que el PI como es el dueño del lema se considera el dueño de la confianza, es así qué pocos días antes, en una reunión de la Coordinadora de La Alternativa le pasó un duro rezongo sobre la confianza a otro de los grupos que la integraban. Todo lo recordamos.

Una cosa es discutir de política y otro sentirse los dueños de la confianza. Al punto que en la última reunión que mantuvo Navegantes con el PI, cuando relatamos algunas declaraciones sobre el tema de la seguridad, Pablo Mieres se permitió afirmar que así no se podía hacer ninguna campaña electoral, que todo había que consultarlo… Además los muy liberales y socialdemócratas quieren ser censores.

En el colmo del delirio, nos exigieron que Navegantes emitiera una declaración renunciando a nuestras opiniones. Como lo afirman en la propia declaración. Es decir que pretendían que además de esa inmoralidad, nos suicidáramos en público, para gloria de su alianza con los blancos. ¿Se lo habrá reclamado alguien?

Otro aspecto que no quiero olvidar es el humano, el de muchos compañeros que militaron intensamente, desinteresadamente, como por ejemplo Selva, que hizo 18 entrevistas, diversas reuniones, en menos de 48 horas se fue hasta Melo y Río Branco y recorrió 800 kilómetros y siguió trabajando en su empresita, la misma agencia que, inventó el nombre, diseñó el logotipo y las banderas, editó el video del acto y todo gratis, porque no somos profesionales pagos por nuestros cargos en el senado u otros organismos del estado. Somos militantes.

Hace 20 días que el grupo Alianza Verde pidió el ingreso a La Alternativa, fueron en buen número al acto de la Intendencia y tuvo que nombrarlos Selva en su intervención, porque a pesar de que habíamos acordado nombrarlos en la presentación, se olvidaron. No, no se olvidaron, no quieren a nadie más en La Alternativa, son enanos, pero además sectarios.

Navegantes nos reuniremos en pocos días, aguzaremos el ingenio, veremos que se puede hacer para no defraudar a la gente, la cantidad es lo de menos lo importante es respetar a la gente.

Además de la autocrítica por tragarme la pastilla de la generosidad y de la pluralidad del Partido Independiente, hay algo que he aprendido una vez más, lo malo no es la política, son ciertos políticos que por un cacho de queso, como decía Seregni, son capaces de cualquier cosa. Y comprendo cada día más a los ciudadanos que asqueados quieren votar en blanco o anulado.

Hay que pensar si a estos políticos no hay que pegarles un buen susto y constituir un movimiento ciudadano que les respire en la nuca por sus errores, sus porquerías, sus corrupciones, sus claudicaciones y también con capacidad de propuestas y de generar ideas.

Sin siquiera saludarlo, le deseo un buen fracaso en su intento de disfrazar el rastrillo camuflado de votos para el Partido Nacional. Nosotros no votaremos ni a uno ni a otros, somos ciudadanos enojados y con principios.

Por Esteban Valenti

 

 

 

La ONDA digital Nº 899 (Síganos en Twitter y facebook) 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: