La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Dos que no quiero dejar pasar

Share Button

Fechas de guardar / Dos que no quiero dejar pasar
El 8 de Marzo y mi absoluta coincidencia con los dichos de Milagros Pau en una entrevista que le hiciera el domingo “Radio Universal”.

Como responsable de la Comisión de la Mujer del PIT-CNT dio la posición oficial de la Central, que no implica pensamiento único, pero sí, el mayoritario. Y agrego individualmente opiniones suyas que comparto.

No es una lucha de mujeres contra hombres, sino una lucha común por emparejar lo que ha discriminado en contra de la mujer por milenios. Y en nuestro país si bien hay diferencias y discriminaciones a corregir, no vivimos en una especie de dictadura patriarcal decidida a no conceder ni un punto.

“Ni tan, tan; ni muy, muy”.
Agrego, la tendencia hacia igualar y hacia conceder a la libertad individual está ligada la izquierda. Alcanza con mirar a Brasil o a los Estados Unidos para encontrar pruebas de la alianza expresa y sólida entre la derecha política y la defensa de lo que consideran “El Orden Natural”.

Uno a veces se pregunta ¿cuál orden natural? ¿El de Caín o el de Ruth? De cualquier manera, no el de Jesús.
Otra, que me la hizo dolorosamente presente una “Audición Homenaje” del Teco Arias dedicada a recordar a Zitarrosa que, a tantos años, sigue doliendo.

Pronto, el 31 se cumplirán 35 años de su regreso que cambió totalmente las condiciones en las cuales venía abriéndose paso la Resistencia.

Ese día, y por interminables horas en la Rambla, todos nosotros esperamos el pasaje de Alfredo que desde el Aeropuerto venía hacia la sede de AEBU para dar una Conferencia de Prensa.

Llegó de noche, emocionado y fatigado por un recorrido lleno de paradas y aglomerados saludos. Como buen profesional de la comunicación se expresó con vigor y profundidad ante la prensa y el apretado público que llenó la sala, pero estaba impactado.

Por otra parte, el impacto fue mayor en la Dictadura; hasta ese momento los contactos eran furtivos y al decir de Massera que me mandó hacer un traje para poder concurrir, las tratativas políticas entre los opositores “se hacían en la embajadas”.

Esa inolvidable tarde éramos multitudinarios y ruidosos grupos en la Rambla coreando a viva voz el –“Se va a acabar, se va a acabar la dictadura militar” y agitando banderas patrias y partidarias. Desde ese momento, la calle fue nuestra y proclamábamos a viva voz nuestro reclamo de que se fueran.

Remachó el clavo su recital en el Estadio…¡No cabía un alfiler!
“No hay dolor más atroz que ser feliz” proclama en “Estefanie”, la canción que había filtrado desde el exilio y que no pudo cantar esa noche porque las guitarras no la tenían. Y no hay herida más imposible de cerrar que su ausencia.

ASÍ NO
Me refiero al reclamo de “Juicio Político” a Bolsonaro que efectuara el referente de la Bancada del PT en la Cámara de Diputados.

El motivo es plausible, únicamente un idiota sin control, hace público el video de un desborde individual de una borracho orinando en la cabeza de otro. Eso no es Brasil, y eso no es el Carnaval. Ni el Carioca, ni ninguno.

Con lo cual, no es descabellado especular con el posible estado mental del Presidente. Pero el “impeachement” no es, ¡no debe ser el camino para deponer a un Presidente que no nos gusta!

Esa fue la metodología para deponer a Dilma y abrirle paso a Temer, a la prisión y la consiguiente pérdida de derechos cívicos de Lula y por fin, el triunfo de Bolsonaro.

Metodología posible en una institucionalidad que no cuenta con verdaderos partidos nacionales disciplinados y coherentes.
Tal vez la única excepción sea justamente el PT. Lo demás son alianzas circunstanciales entre comités de políticos profesionales y caudillismos regionales.

Si aceptamos ir a elecciones y en ellas triunfó ese delirante que pone por encima de todo a un Dios que él y únicamente él interpretará, debemos aceptar el resultado.

Lo otro hubiera sido “Abstención y…pa’las cuchillas” lo cual hubiese sido la peor opción.

Una cosa es que los más o menos informados e interesados en la política crean acerca de la cordura del Presidente y otra es olvidarse de que fue electo por una buena mayoría y que su presidencia está legitimada por la voluntad electoral manifestada en forma inobjetable.

Y que en las encuestas – que no son y no deben ser sustituto de las elecciones – Bolsonaro sigue teniendo opinión favorable.
Si Maduro es legítimo lo debe, justamente, a que fue elegido en una elección libérrima. Y muchos, sobre todo en las capas intelectuales, se horrorizan de lo que llaman “Maburradas”. También, y por idénticas razones, lo es Bolsonaro y sus “Bolsodisparates”.

Halimi, prestigioso columnista que leo en “Le Monde Dipomatique” ha tratado el tema refiriéndose a la crisis francesa de los Chalecos Amarillos.

Durante décadas las elites ilustradas (lo que llamamos gente informada) orientaban a la opinión electoral y las masas, la gente cualunque, refrendaba en las urnas esas preferencias.

Últimamente hay sorpresivos y detonantes desacoples entre la opinión ilustrada y las manifestaciones electorales de “el pueblo”
Trump; el Brexit y los reiterados fracasos de hacer aceptables para la gente las condiciones del divorcio; los acuerdos acerca de la recepción de emigrantes en Europa; la política italiana; ¡la húngara! y los avances de la derecha filo fascista, y mucho más.

Un paciente trabajo de las elites en construir consensos “razonables” está siendo demolido por la gente que, antes aprobaba en silencio y sin pensar mucho la guía de “los ilustrados” y que ahora muestra su disconformidad.

Como la izquierda no da respuestas claras, la derecha aprovecha.

Ahora: ¿El camino del “impeachement” es legítimo? ¿Es legitimo tratar de ganar en la Liga lo que se perdió en la cancha?
Más allá de que considero ilusorio e ingenuo pensar que esa vía pueda estar abierta para que PT logre conducir un proceso parlamentario de destitución de Bolsonaro.

Creerlo posible es ignorar que la mayoría de los que se sientan en las bancas lo hacen favorecidas por el sucio proceso que culminó con éste Presidente y que, si lo derrocan, también ellos quedarán en el aire.

Más allá aún y con mayor profundidad está el problema de qué consideramos democrático.  Muy bien, aceptemos que la gente se equivocó. Que voto mal, en contra de sus intereses, de lo razonable y de la defensa del patrimonio del país. Muy bien, aceptemos eso y pensemos en el paso siguiente.

Pensemos si es legítimo y democrático “corregir” lo que la gente votó o, si lo correcto es luchar por organizar a “esa gente”, esclarecerla y convertir nuestras ideas en un gran movimiento sustentado por las grandes mayorías.

Digo yo: “entonces, sería igualmente legítimo derrocar a Maduro”. “Tate, tate…” como prevenía uno de los epitafios que Cervantes ideó para la tumba de Don Quijote.

Andémonos con tiento.
No crean que para mí es una opción fácil.
La vida me ha demostrado que, lo que no tiene detrás una mayoría convencida de que ese es el camino y organizada para recorrerlo termina peor de lo que empezó.

No se trata únicamente de alcanzar el Poder. Naturalmente que debe ser el principal objetivo. Pero, alcanzarlo es únicamente un gigantesco primer paso en “la correcta dirección”.
El asunto es conservarlo y llevar adelante el Programa CON LA GENTE. Con aquellos con quienes comenzamos el camino y también con aquellos que en principio no comprendían o no compartían y que debemos convencer e incorporar en el curso de los cambios.
Y dije: “Convencer e incorporar”. No incorporar sin convencer y organizar.

La línea es delgada y en ocasiones puede parecer borrosa, pero, con la gente todo.

A sabiendas de que el Poder adormece a quienes lo ejercen y abre puertas al oportunismo.

No hay “Una solución”. No hay recetas, “no hay caminos”.

Pero, si no creemos en la posibilidad de hacerlo, más nos vale no intentar atajos.

En fin, “al marchar se hace camino”. Nadie mejor que un poeta para sintetizar en unos versos lo que a nosotros no nos alcanzaría una vida para expresar.

Linda pregunta “¿A dónde el camino irá?
El no saberlo no es excusa que valide el no intentar recorrerlo.

Por Eduardo Platero

10 Marzo  de 2019

La ONDA digital / LAONDADIGITAL TV. (Síganos en Twitter y facebook)

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital