publi texto Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Fake news

Share Button

Con un día de intervalo dos amigos recibieron sendas noticias falsas, pero muy bien adobadas. Acerca de Brasil, Bolsonaro y sus Fuerzas Armadas.
Ambos amigos son izquierdosos y por lo mismo, están preocupados por la evolución que ha tenido Brasil en estos últimos años. ¿Se dan cuenta: de Dilma a Bolsonaro pasando por el escándalo Lava Jato del cual ya no se habla? Con Lula preso y este gárrulo fascistoide Presidente con un gabinete en el cual, el que no tiene uniforme tiene la Biblia pentecostal en la mano o un revólver. Como para no estar atentos.

Entreverados en el acoso a Venezuela y en pleno giro hacia la ultraderecha entreguista. Tipo Trump; más verbal y estridente que real y con el Vice, el Gral. Mourao, de quien temíamos lo peor, manifestándose mucho más democrático y nacionalista que Bolsonaro.

Es una madeja que a uno lo desconcierta y lo pone en situación de alarmarse ante cualquier noticia.

El primer “pelotazo” justo al otro día del estruendoso fracaso de Guaidó y sus amos el 23 de Febrero con el intento de entrar “Ayuda Humanitaria” a Venezuela de prepo.
Ya Sputnik publico la foto, con todos los datos, de un “marine” yanqui entreverado.

Con un lenguaje de estilo oficial y citando artículos constitucionales y poderes que no sé si el Presidente de Brasil tiene, declaraba una curiosa movilización militar universal (todos los varones entre 18 y 60 años) con una peculiaridad increíble: de carácter “sigiloso”. Tan impresionante como sospechosa. En segunda lectura uno empezaba por preguntarse: “¿sigilosa?” ¿Cómo puede ser sigilosa una militarización de millones y millones de personas?

¿Dónde se iban a presentar? ¿Quién los iría a recibir, registrar, uniformar y armar? ¡Darles de comer! Porque, si hay algo sagrado en la vida militar el “el rancho”.
“Bueno y abundante” es la respuesta formularia a la, igualmente formularia, pregunta del superior al soldado: -¿Cómo estaba el rancho?

Cualquier otra respuesta se aproxima a la Insubordinación. No es cuestión de calidad o cantidad sino de disciplina. Que es lo único importante.

En cuestión de horas la noticia fue desmentida. En realidad, era poco creíble y hasta ridícula con eso de sigilosa. Pero, de ser cierta, de ser posible que el Presidente pueda por decreto militarizar a toda la población masculina entre 18 y 60 años, eso hubiese significado que todos ellos pasaban a ser regidos por el Código Militar y no el Civil.
Ninguna de las dictaduras cívico-militares de fines del siglo pasado – ni la brasileña que inició el proceso – habían llegado tan lejos.

Pero, era un pelotazo, una fak news. Algo que está de modo y que nos tiene a todos desconcertados. Los medios masivos de prensa mienten a su gusto y dependen de unas pocas agencias noticiosas que mienten con más entusiasmo.

¡Y no se puede confiar en las redes!

¡Albricias! Como decía Puglia en Master Chef. ¡Albricias! Estamos totalmente en manos de los pelotazos que persiguen desconcertarnos y llevarnos a una estúpida resignación: Total, ¡ya no se puede saber lo que está pasando!

Como los tres ciegos que debían describir a un elefante guiándose por el tacto.

El segundo “pelotazo” también involucraba al Presidente y a las Fuerzas Armadas. Más propiamente al Ejército. Según el mismo: Bolsonaro había sido despojado del Poder pese a conservar el cargo y el sillón y en su lugar gobernaba una especie de junta de generales. Todos del Ejército.

¡Pelotazo señor! Bien adobadito, con nombres y cargos pero, ¡pelotazo que ya deben haber desmentido.

Ahora, ¿qué fin persiguen? ¿Por qué aquí en Uruguay y específicamente a gente de izquierda que usa mucho las redes?

¿Perseguirán volverlos difusores de la noticia falsa? Un poco ridículo pero, a lo mejor, una falsa noticia retrasmitida desde aquí para alguien en Brasil puede sembrar más confusión. Es sabido que los habitantes del país donde están sucediendo las cosas son los últimos en enterarse. Y, en cambio, lo que venga de un vecino como nosotros puede ser más verosímil.
Para mí, está claro que no pretenden nada en Uruguay. ¡Que nos puede alarmar de un vecino que nos tiene alarmados? El asunto, entonces, es: ¿qué pretenden que suceda en Brasil? Y ¿Quiénes lo pretenden?

De cualquier manera, no podemos hacer nada. Estamos a merced de los pelotazos que nos llegan por los medios y por las redes y sea lo que sea: ¡será!
Si podemos no correr a difundir lo no comprobado. No ser instrumento de un engaño posible a nuestros hermanos.
¡Allá, compañeros! Allá. Acá es otra cosa. No es cuestión que perdamos los ejes y nos dejemos intoxicar con noticias falsas e interesadas y salgamos a “repartir fruta”

Los uruguayos somos un pueblo organizado. ¡Muy, pero muy organizado! Es nuestra mayor diferencia, nuestra peculiaridad nacional y la salvaguarda de que aquí no es tan fácil engañarnos.

Tenemos sindicatos y confiamos en ellos y en nuestra Central. Los jubilados están organizados y centralizados en ONAJPU- Hay organizaciones de mujeres que son activas, fuertes e independientes. Tenemos una profunda y riquísimo base social organizada. Desde clubes sociales y deportivos a sociedades profesionales. ¡Comisiones de Fomento! Nadie, o casi nadie, en nuestro país es un ser aislado al que se le puede meter cualquier mentira.

¡Tenemos partidos políticos en plena campaña ahora pero, de existencia permanente! Recuerdo una frase común en nuestro compañero Carlos Bouzas: -“Se puede engañar a una persona mucho tiempo, también a muchas personas pero ya no por mucho tiempo. Y no se puede engañar eternamente”

¡Si señor! Tenemos dónde consultar, discutir, averiguar y actuar en consecuencia. Será muy difícil convertir a los uruguayos en una masa amorfa.
Siempre que nos cuidemos y cuidemos a nuestras organizaciones de referencia.

Por eso mismo es que debemos desconfiar de quien diga: -“Son todos lo mismo”. Ese señor, consciente o sin darse cuenta, está socavando la base misma de nuestra convivencia democrática y debemos resistir ese descreimiento.

De igual manera que las instituciones que hemos creado deben ser dignas de nuestra confianza. Lo son, cada una con sus matices. No voy a creer que los Consejos de Salarios que imagina Lacalle Poú son los que ahora tenemos. Cada cual con su matiz, su sesgo, su creencia, pero todos y cada uno con cristalinidad.

Por eso me duelen tanto los episodios opacos que hemos tenido y las vacilaciones y titubeos a la hora de juzgarlos y sancionarlos.
¡Por favor! No, por favor no, por el bien de todos vamos a cuidar la dignidad y confiabilidad de nuestras instituciones. Deber de todos y mayor en proporción a los cargos o representaciones que tenemos.

Bueno, ya que estamos, sigamos con esto de los políticos. ¡Dolió la Rendición de Cuentas que hizo el Taba! Para utilizar una expresión de mis pagos: -“Chillaron más que chanchito que están matando”

Son puro alarido. Porque lo hizo en la Antel Arena; porque estaba lleno de gente; porque dijo lo hecho y no lo por hacer, y todo eso.
Pregunto: ¿Era una Rendición de Cuentas o un proyecto de futuro? ¿Mintió? ¿Pueden desmentir algo de lo dicho?

¿Estaba lleno ese magnífico escenario que dará ganancias? ¿Pueden juntar tanta gente ustedes? ¡Con acarreo o sin acarreo!
¿Es cierto o no que el Frente Amplio llegó al Gobierno, con Tabaré, en medio de la ruina de la crisis del 2002 y construyó el país más estable del continente y con una economía que, poco o mucho, nunca dejó de crecer?

Cierto, tenemos problemas, y descontentos y una dependencia estructural difícil de romper. Pero, hemos avanzado.
La “Oposición”: ¿qué propone? Criticar es fácil, lo difícil es proponer algo creíble. Con distintas formulaciones para disfrazar un pensamiento común, lo que nos proponen es la amarga medicina con la cual nos envenenaron la última mitad del siglo pasado: AUSTERIDAD.

Rebaja general del nivel de vida para equilibrar el Presupuesto y eliminar el maligno Deficit. Eso sí, ellos también serían austeros y se rebajarían el sueldo o no lo cobrarían.
¡Seguro, si ya son ricos! No es lo mismo que el Dr. Lacalle Poú, que nunca pagó un boleto de ómnibus, cobre medio sueldo o no lo cobre a que a cualquier trabajador se le recorte su poder adquisitivo.

¡Si todos llegamos a fin de mes de lengua afuera!

La discusión es tan vieja como la Democracia. Ya Perícles, hace más de dos mil años, tuvo que discutir esto en Atenas.
Durante todo el siglo XIX aquí, y en casi todo el mundo el voto era censitario. Votaban los ricos. Los asalariados no. El resultado eran las revoluciones. Si no tengo acceso a la urna, si tengo una lanza en la mano.

En fin. Por más que protesten, griten, pataleen y tuiteen, no pueden desmentir lo dicho por Tabaré. Ni llenar una Antel Arena.
Desde afuera uno se divierte viendo cómo se disputan el hueso. Dentro del Partido Nacional a Larrañaga le sacan el cuerpo (y el cuero) por el Vivir sin Miedo en tanto ya se han elevado voces proclamando que no es obligatorio el llevar fórmulas mixtas.

Yo estoy de acuerdo, hay que llevar a los que mejor armonicen sean del sexo que sean, ¡Pero no le tengo miedo a la integración de Carolina Cosse! Y ellos se están atajando de tener que cargar con Verónica Alonso.

Enfrente, Sanguinetti decidió hacer caso omiso de la biología y postularse con 83 años. ¡Larga vida, Don Julio! Pero, Talvi le está pegando más a Ud. que al FA.

Dice que con él los entes no serán cantera electoral…¡Seguro, si los quiere privatizar!

En tanto, el hijo de Don Jorge se avivó y reclama contra lo que Talvi dice que conversó con su finado padre.

Nadie puede hacerse dueño de conversaciones que tuvo mano a mano con alguien que ya no vive. Será o no será exactamente lo que hablaron. Sin malicia, a lo mejor es lo que él entendió de lo hablado. Pero no me la presentes como lo textual. No es ético.
No hay que abusar…

Por Eduardo Platero

3 Marzo  de 2019

La ONDA digital / LAONDADIGITAL TV. (Síganos en Twitter y facebook)

 

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital