publi texto Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

España, adelanto de elecciones en abril

Share Button

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció la semana pasada que iba a adelantar las elecciones antes de acabar su mandato, pese a haber asegurado meses atrás que acabaría la legislatura. Poco tiempo ha durado su gobierno, ante la imposibilidad de aprobar, cosa que se daba por segura, los presupuestos generales, como habían previsto, contando, como fue en su momento de la moción de censura al gobierno de Rajoy, con el apoyo explícito de Podemos y los independentistas.

Pero éstos, a última hora, sobre todo los catalanes, se han vuelto atrás, dejando contra las cuerdas a un gobierno sin mayoría. Este varapalo de última hora, se ha sumado a otro anterior que ha influido también, como es la pérdida del gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, en la que hasta diciembre, en que se convocaron elecciones a su Parlamento Regional, ha gobernado siempre el Partido Socialista, desde que se implantara la democracia. Merced a los votos del PP, Ciudadanos y el nuevo partido emergente de extrema derecha, Vox, ha permitido a estas tres formaciones dirigir en comandita los destinos del sur de España, la comunidad autónoma más extensa, y mandar al PSOE y Podemos a la oposición.

La anécdota del “TRIFACHITO”
En una de mis columnas en el periódico de España donde colaboro semanalmente, me inventé como titular esta palabreja, sin pensar en lo que daría que hablar. Hasta revistas humorísticas lo han sacado en portada. Transcribo algunos párrafos de dicha columna para el lector de Uruguay, junto a la derivación que sobre ella hizo en una emisora la Ministra de Justicia, y que ha dado tanto que hablar estas semanas.

“La palabra “trifachito”, junto a otra semejante, “trifálico”, pronunciada con ajustada sutileza política para definir este triunvirato, typical spanish, han inundado medios escritos y hablados. Las dos palabrejas han sido protagonistas de la actualidad política, referidas a una derecha con tres presidentes de tres partidos que luchan por abrirse camino en ese lado del espectro político, cada cual con las mismas ideas rescatadas de un pasado no muy lejano, y expresadas de manera semejante a ese pasado, donde según los tres pensantes se encuentran los valores de toda la vida, que deben imperar en la España de toda la vida, desde los toros, al pensamiento único, pasando por la mujer en la cocina y los extranjeros en su país. Poca diferencia entre las tres mentes privilegiadas, aunque alguna quiera distinguirse para no confundirse. Como si España no hubiera cambiado. O hubiera cambiado para mal, e ir cada ver peor. Va mal, pero empezaba a repuntar con Pedro Sánchez, al que no han dejado gobernar. De ahí el afán del trifachito por el rescate de valores que otros partidos han olvidado, y trastocado por otros que no llevan sino a la perdición y a la ruptura de una nación que hasta ahora se ha mantenido unida, grande y libre. Sí, señor, con dos.

Y a eso voy. De ahí la razón que expresó con toda propiedad y sutileza la Ministra de Justicia Dolores Delgado, al sacarse otra palabreja de la chistera, no como chiste, sino como preludio de un triste futuro marcado por la testosterona, una vuelta al blanco y negro, donde el negro sobra, porque el blanco es más puro y brillará en esa política de las soflamas de siempre, que ellos pregonan por doquier. Política bajo el signo del machismo puro y duro, donde sobran programas o ideas de gestión, aunque algunas desgraciadamente ya se vislumbran. Pero voy a la declaración de la Ministra, al ser preguntada en una emisora por esta derecha, que a todo el mundo confundió, en primer lugar a la presentadora, también mujer, por si se trataba de un lapsus o una confusión en la pronunciación ministerial. La señora Ministra parecía confundir el término, y en lugar de calificarla como “tricéfala”, correcto por tratarse de tres cabezas, dijo trifálica, de tres cabezas, pero de otra parte. Qué lapsus, en qué estaría pensando que se le escaparía, por eso de que según Freud el subconsciente, a veces, nos hace decir lo que el consciente no quiere, síntoma de la parte oscura del “ello”. Según Freud, la libido mueve no montañas, pero sí humanos. Freud hizo del falo el símbolo privilegiado del psicoanálisis. Jacques Lacan (1901-1981), por su parte, lo convirtió en el significante de la castración. Para entendernos, lo haré gráfico en este chiste de la pareja en que pregunta la novia al novio: ¿“Follardo”, nos vamos al bosque..? Perdón. Quería decir Gerardo, nos vamos a…” Pues eso.

Lo mismo hizo, y con cierto acierto, en su juego de palabras, la ministra Delgado. No era un lapsus, era toda una definición. Al hacer hincapié en el término “trifálica”, la ministra se muestra segura al hablar de la carga de “testosterona” que se apreciaba en la plaza de Colón. Se refería claramente a los tres penes o tres falos de la derecha. Metáfora exacta de mujer inteligente definiendo con un juego de palabras los tres partidos de la derecha, que piensan lo que piensan.

Ampliada luego por otros medios que calificaban de “gatillazo” a la manifestación de Colón, montada al más puro estilo franquista para acudir a la Plaza de Oriente, autocares y bocatas incluidos. Ni así. El “gatillazo” de la susodicha manifestación en Colón, por mucha parafernalia que pusieran detrás, fue una decepcionante realidad. Y lo sabían. Por eso maquillaron las cifras y contabilizaron también a gente escondida en callejuelas, portales y garajes aledaños, desde Puerta de Hierro al Barrio de Salamanca.

Si a eso añadimos que al número tres se le aplican facultades de toque cabalístico, y se asocia al peligro y males del tridente que usara Neptuno o a deformidades de animales según vaticina la mitología, obtenemos una bomba explosiva que espero no nos estalle y haga añicos esta sociedad que lucha contra la xenofobia y la desigualdad, y quiere libertad plena, equidad, justicia, y la equiparación de ambos sexos en deberes y derechos.

¿Hizo un juego de palabras doña Dolores Delgado? Sí, pero es mucho más que eso, y mucho más peligroso que las palabras. Porque serán hechos y “quod factum, factum est”, que dicen los latinos. Que en cristiano significa: “lo hecho, hecho está”. Lo mismo en castizo, “a lo hecho, pecho”, aunque en este caso el pecho sea social y con señales de tortura. Como en los viejos tiempos”.
Ramón Hdez de Ávila-

El gobierno de Pedro Sánchez ya no podía aguantar mucho tiempo, ni seguir gobernando en minoría sin la aprobación de unos presupuestos que ya le venían dados de la anterior administración. Por eso ha decidido el adelanto, antes de seguir desgastándose, y en vista de que estaba recuperando votantes gracias a las medidas que en el aspecto social ha puesto en marcha (subida de un 22% del salario mínimo, control de costes de energía y alquileres de vivienda para familias con menores recursos económicos, etc). Un adelanto de las elecciones que se veía venir y no ha pillado a nadie por sorpresa.

Esta semana se disolverán las Cortes y empezará una campaña electoral que culminará el próximo día 28 de abril, en que se abrirán las urnas para elegir nuevo gobierno de la nación. Un mes después, también habrá otras elecciones, esta vez, para elegir los gobiernos regionales y municipales, o sea, de las Comunidades y Ayuntamientos, en las que todavía están las cosas más enrevesadas por la multiplicidad de partidos que concurren.

La extrema derecha irrumpe con un discurso franquista
En España había acabado el bipartidismo con la puesta en escena de C,s (Ciudadanos) y Podemos. Ahora comienza una nueva etapa en la que un partido nuevo llamado Vox, de extrema derecha, ha hecho su entrada en el espectro político con un discurso que en nada tiene que envidiar a la ideología franquista, de la que se sienten herederos y continuadores. Es un partido cuyos dirigentes se han desgajado del Partido Popular ante las posturas de debilidad y consentimiento de este partido sobre algunos temas, como los inmigrantes, el divorcio, la homosexualidad, y otros, y ante la corrupción que aún invade a los populares, y que sigue saliendo a la luz por los juicios que en estos meses se están celebrando a lo largo y ancho de la geografía nacional por las varias tramas y redes mafiosas que el PP había montado desde el año 2009.

Sanchez Casado Rivera Iglesias

Los de Vox aparentan no tener nada que ver con tal partido, pero bien cierto es que su cúpula dirigente militó de manera activa, ocupando cargos en el Partido Popular. Su cabeza máxima, Santiago Abascal ha trabajado en estrecha relación con dirigentes de PP, como la ex presidente de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que ha sido una de sus impulsoras. Es más, bebe de sus fuentes, y a fuerza de demagogia y amplia publicidad, ha conquistado a algunos españoles que estaban disconformes con las políticas llevadas hasta ahora por los cuatro partidos mayoritarios, PP, PSOE, C,s y Podemos.

Entre sus máximas figura la reivindicación de Franco, su parafernalia, simbología, y pensamiento que da prioridad a la España una y excluyente, y relega a un segundo plano a la mujer, como en tiempos pasados. Es una vuelta al franquismo puro y duro. Se sabe que cuarenta años de dictadura, tras una guerra civil, no han pasado en balde, su mentalidad y miedo han calado en la mentalidad y miedos de muchos españoles que no conocen aquellas fechas tenebrosas, o no vislumbran el futuro que espera a este país si el “trifachito”, como hemos calificado algunos periodistas la unión de los tres dirigentes (Abascal, de Vox; Rivera, de C,s, y Casado, del PP), se hace con el gobierno central, como lo ha hecho con el de Andalucía. Hasta ahora Vox es un partido muy minoritario, pero como está tan equilibrada la balanza, es la formación que al final decidirá qué gobierno apoyar para dirigir los destinos de los españoles.

Claro que han cambiado las cosas en tres meses. Ciertamente en Andalucía el PSOE estaba ya muy quemado después de 33 años al frente de la Junta Andaluza. Según las encuestas, al PSOE de Pedro Sánchez se le augura una amplia subida de votos, que ya se empieza a notar en todos los sondeos, que dejará muy atrás al resto de partidos. Pero son simplemente encuestas. Las votaciones el día 28 de abril dirán la última palabra. Mientras, nos espera una campaña muy reñida.

Por Ramón Hdez de Ávila
Corresponsal en España de La ONDA digital

La ONDA digital Nº 894  (Síganos en Twitter y facebook

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital