La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Fin de cursos

Share Button

Estamos llegando al fin del año que en Uruguay coincide con el fin de cursos de todos los niveles educativos. Algunas noticias y experiencias cercanas en el departamento de San José motivan estas líneas que no pretenden conclusiones definitivas. Apenas pensar un poco más.

La educación fue, es y será tema de preocupación de muchas personas. De la ciudadanía en general, de la comunidad docente y no docente, de quienes deciden las políticas educativas, en fin… De mucha gente.
La necesidad de mejorar la educación pública es una prioridad. Las facetas de esa transformación, que son varias, las vinculo a las exigencias de responder a la sociedad contemporánea con características muy diferentes a aquellas en las que se concibió la educación uruguaya hasta fines del siglo XX.

Promovemos educar desde la criticidad pero luego no sabemos qué hacer con las y los jóvenes que cuestionan en clase. Los reclamos siguen siendo muchos de parte de los diferentes colectivos docentes y no docentes; entiendo necesario que se siga peleando por dignificar la tarea educativa. Ese reconocimiento debe venir de la mano de las mejoras salariales, que por cierto, han sido muchas en los gobiernos del Frente Amplio (basta recordar la pauperización de los sueldos docentes en la década `90). Pero también del reconocimiento hacia esa tarea, en otros terrenos, que son simbólicos.

El lugar que ocupa el liceo y la escuela en el imaginario de nuestra sociedad y en cada una de las familias responde, en una parte, a cómo jerarquizamos o minimizamos el rol del educador/a. Y por otra parte, a cómo cada docente se enfrenta y coloca frente al proceso de enseñanza y aprendizaje. Lo que intento decir es que también en el terreno de lo simbólico, el partido de la educación tiene varios equipos.

Por eso cuando se habla de “el problema de la educación”, lamento opinar que no me gusta demasiado. La educación tiene más de un problema, son varios y diferentes, complejos como la sociedad en la que vivimos y no todos se resuelven solamente dentro de la educación misma.

Hasta finales de la década del ´80 San José de Mayo tenía solamente un liceo público, el “Departamental”. Recuerdo perfectamente unos cuantos compañeros que terminaron la escuela y no continuaron estudiando. El proceso de cobertura ha sido paulatino y no comenzó solamente con el Frente Amplio, viene de antes. Pero hace unos días en la Junta Departamental homenajeamos al primer Jardín de Infantes que tuvo el departamento en su 50 aniversario, y comentamos sobre la casi universalización de los niveles de 4 y 5 de educación inicial que se ha logrado en los últimos años.

Indudablemente el salto cuantitativo de cobertura ha sido notorio y notable.

Los mayores cuestionamientos comienzan cuando observamos la calidad educativa. Estoy de acuerdo. La educación en los diferentes niveles no está respondiendo a la sociedad que les tocará vivir a quienes se están formando hoy. Tenemos importantes baches.

Sin embargo, de manera cada vez más frecuente nos estamos acostumbrando a noticias que tienen que ver con estudiantes y proyectos que se destacan en diferentes disciplinas. Así al pasar repaso algunas que tienen que ver con los centros de enseñanza del departamento: las jóvenes del Liceo Nº2 que ganaron un proyecto para investigar en la Antártida y allá se fueron con su profesora; los Clubes de Ciencia que en la actualidad recogen experiencias no sólo en educación primaria y secundaria sino también de educación inicial; los proyectos de eficiencia energética en el liceo Nº2 y ahora a fin de año, en el liceo Departamental. Estudiantes que ganan concursos internacionales en robótica, programación, matemáticas o química en Rafael Peraza o Libertad.

A esto sumo una noticia que tuve hace pocas semanas de la enorme movilización de jóvenes de todo el país vinculado a los Juegos Deportivos Nacionales en los que aquellos equipos que llegaron a instancias finales en básquetbol, handball, fútbol y voleibol en rama femenina y masculina, tuvieron la posibilidad de compartir una semana entera de integración en diferentes puntos de nuestro territorio y practicando deportes. Todo financiado por ANEP, Secretaría Nacional de Deportes y las intendencias que facilitaban el traslado.

Estas experiencias son contradictorias con el discurso dominante y con las deficiencias que coincido existen. Indudablemente, los problemas de la educación se vinculan con otras problemáticas sociales que tenemos en la actualidad (en Uruguay, en el mundo y en esta aldea). Me refiero a cómo la pobreza es un factor determinante de los rendimientos escolares y si profundizamos un poco más, la pobreza material y la pobreza inmaterial. Los rendimientos académicos en los contextos más vulnerables de nuestra sociedad están muy por debajo que en contextos de quintiles socioeconómicos medios y altos. A su vez, la pobreza inmaterial, esa que se conforma con lo mínimo, está en todo los entornos socioeconómicos, consume en lugar de aprender y enseña a callar en lugar de enseñar a cuestionar.

Es precisamente en la dimensión inmaterial que encontramos a todos los colectivos: estudiantes, docentes, no docentes y decisores políticos. A todos esos que les preocupa la educación.

Por Ana Gabriela Fernández
Edila en la Junta Departamental de San José. Actriz egresada de la EMAD y Educadora Social. Doctoranda en estudios de Género en la Universidad de Oviedo. Docente e investigadora en el Programa Género y Cultura de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO)

 

La ONDA digital Nº 890 (Síganos en Twitter y facebook)

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital