¿Desempleo masivo de doctorados en Chile? Lo que dicen los datos

Una de las más importantes inversiones públicas de los últimos años es la formación de capital humano avanzado. Un gasto que financian todos los chilenos y que se sustenta en la idea de que para crecer económica y socialmente, Chile necesita más y mejores cuadros científicos y académicos. Una encuesta hecha por una asociación de investigadores estimó que más del 12% de los doctorados estaba desempleado. La noticia encendió alarmas y debates. Los autores de esta columna analizan los datos y llaman a tener cuidado al interpretar estadísticas pues se pueden dañar políticas públicas centrales para el desarrollo. Y ponen el acento en lo que falta por discutir: ¿en qué áreas se requieren mayores esfuerzos a nivel de postgrado y cuáles son los impactos que se buscan generar a través de esta inversión?, entre otros tópicos.

En las últimas semanas, a raíz de la publicación de un estudio realizado por la Asociación Nacional de Investigadores en Postgrado (ANIP), donde muestran los resultados de su 2ª  Encuesta de Inserción de Investigadores” [1], se planteó que el desempleo de personas con grado de doctor en Chile alcanzaría casi un 13%. Esta cifra, muy superior a la media nacional de 6,8%, generó una importante controversia tanto en redes sociales como en medios de comunicación masivos, los que publicaron reportajes y columnas de opinión tales como Más de dos mil doctorados en Chile están sin empleo [2] y “Solo pasa en Chile, ‘Doctores’ desempleados o boleteando” [3].

En medio de esta polémica, la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT), principal agencia pública encargada de entregar financiamiento para la formación de investigadores, entregó datos discordantes con los números de ANIP. En una carta al diario El Mercurio, el presidente del Consejo de CONICYT, Mario Hamuy, indicó que según los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en el Censo 2017 el desempleo de profesionales con grado académico de doctor en el país solo correspondería a un 2,5% y, según otro estudio de la propia comisión, entre los doctorados que obtuvieron una beca entregada por CONICYT existiría un desempleo cercano al 3,7%.

¿Quién tiene la razón? ¿Existe realmente una tasa de dos dígitos de desempleo entre los profesionales con el más alto grado académico en Chile, o en verdad se encuentran mucho más cerca del pleno empleo que el promedio nacional? La discrepancia entre un 2,5% y un 13% de desempleo evidentemente escapa a cualquier margen de error razonable, por lo que, tratándose de materias directamente relacionadas con ciencia, tecnología e innovación (CTI), llama la atención la ausencia de un análisis riguroso para intentar dilucidar la validez estadística de las conclusiones asociadas a cada estudio. En la tabla adjunta podemos ver algunas características del diseño de las encuestas que recogieron los datos en discusión.

Por Natalia Muñoz Barreda y Claudio Pérez Méndez

Fuente: Centro de Investigación Periodística Ciper Chile

La ONDA digital Nº 879 (Síganos en Twitter y facebook)

 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: