Almagro no está solo al proponer la intervención militar contra Maduro, Uruguay se opone

El pasado  viernes 14 de setiembre el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, dijo que no se puede descartar una intervención militar contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro para poner fin al sufrimiento del pueblo venezolano.

“En cuanto a intervención militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro creo que no debemos descartar ninguna opción”, manifestó Almagro en una rueda de prensa que dio, durante su visita, en el lado colombiano del puente Simón Bolívar, a pocos metros de la línea fronteriza con Venezuela.

Casi simultáneamente la publicación la Semana de Colombia  consigno las siguientes declaraciones del embajador  colombiano en EE.UU.

Colombia
«El nuevo embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos, advirtió este martes en Washington que Venezuela es en la actualidad «una bomba de tiempo lista para estallar» y señaló que frente a la crisis política y humanitaria en el país vecino «todas las opciones deben ser consideradas».

Nin Novoa: Si hay alguna palabra que Uruguay detesta, es intervención
“Lo que ha planteado Almagro es absolutamente contrario a la vocación nacional”, enfatizó Nin Novoa, en alusión a las declaraciones del secretario de la OEA, quien dijo, el domingo 16, que “no se podía descartar ninguna opción” en Venezuela, ni diplomática ni la intervención militar.

“Si hay alguna palabra que Uruguay detesta, es la palabra intervención”, subrayó el canciller, ante medios de prensa, este martes 18 en la Cámara Mercantil de Productos del País.

En la oportunidad, recordó que hace 50 años un diplomático uruguayo así lo aseveró en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, cuando fuerzas militares de Estados Unidos invadieron República Dominicana (1965-1966).

“Nosotros detestamos la palabra intervención, porque lo único que trae es una consecuencia de sangre y muerte”, insistió. “Me llama poderosamente la atención que Almagro lo afirmara”, señaló Nin Novoa.

«El objetivo prioritario es restablecer la democracia en Venezuela», dijo Santos, que el lunes presentó sus credenciales ante la Casa Blanca y formalizó su designación como nuevo embajador colombiano en Estados Unidos.

En su primera presentación pública en la capital estadounidense, Santos participó de un panel de expertos en el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS, en inglés) sobre la crisis de los refugiados venezolanos, donde presentó un panorama alarmante de la situación en ese país, provocado por el régimen de Nicolás Maduro, a quien calificó de «narcodictador».

Santos llamó a los países de la región a hacer más para resolver la situación, que según describió constituye «una crisis de proporciones épicas», ya que las acciones regionales emprendidas hasta ahora «no son suficientes».

«Todas las opciones deben ser consideradas», enfatizó el embajador de Colombia. Su país, declaró, «no va a observar la situación de manera pasiva», y destacó que se trata de una crisis que amenaza con desestabilizar a toda la región si no se hace algo para paliar la problemática de los millones de migrantes venezolanos.

Santos declaró que ha habido «llamados a una intervención militar unilateral», en alusión a la polémica de los últimos días, que tuvo al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, como protagonista. El Grupo de Lima, conformado por países de la región para buscar una salida a la crisis venezolana, rechazó por mayoría la opción militar como solución, pero Colombia no suscribió la declaración firmada durante el pasado fin de semana.

«Nosotros creemos que debe haber una respuesta colectiva a esta crisis y creemos que todas las opciones deben ser consideradas y que el régimen de Maduro debe ser presionado política, económica y estratégicamente en todos los niveles», aclaró Santos.

«Obviamente, Estados Unidos y Colombia tienen las sillas más importantes en esa mesa», dijo el embajador. Agregó que «es muy ingenuo pensar que puede haber una solución sin un cambio de régimen».

El Comité Ejecutivo del Partido Comunista del Urugay (PCU) reclamará al Frente Amplio (FA) Partido en el gobierno) que se expulse de sus filas al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, después de que el excanciller dijera que no descarta una intervención militar en Venezuela.

Se estima en cerca de 2 millones el número de ciudadanos venezolanos que en los últimos años ha abandonado su país para buscar refugio en los países de la región, la mayoría de ellos a Colombia pero también a Ecuador, Perú, Brasil y Argentina, entre otros.

La situación de muchos de estos refugiados es dramática, según describió el embajador Santos, y condujo a que los «grupos ilegales los utilicen para trasladar droga» de un país a otro. En este sentido, afirmó que el régimen de Maduro ha ofrecido en su territorio un «santuario» para estos grupos, entre los que mencionó al ELN de Colombia.

«Esta es una catástrofe que es inevitable confrontar porque solo puede agravarse», señaló Santos en otro tramo de su intervención en el CSIS. «Hay muchas opciones para enfrentar la situación y no debemos distraernos del objetivo de restablecer la democracia en Venezuela», dijo.

La ONDA digital Nº 879 (Síganos en Twitter y faceboo

Más del Autor: