Se confirma la ausencia de un plan estratégico para gobernar

Somos de la idea que la realidad del vecino país va a seguir profundizándose hacia zonas de riesgo creciente, producto de la impericia política por privilegiar la adhesión al dios Mercado.

Mientras tanto, creemos importante continuar con nuestra tarea de acercarles información, tan variada como seria, a la que todos puedan acceder

Veamos entonces los datos de la semana transcurrida.

“No ha sido una salida inteligente”, dijo, refiriéndose a la decisión del presidente Macri, respecto de acudir a pedir auxilio al FMI. Declaraciones estas apoyan, de una forma u otra, políticos, economistas, productores y trabajadores del más variado arco ideológico y operativo.

Mauricio Macri (presidente argentino): “Los argentinos dijeron basta de echar la culpa al mundo en Argentina”. (El País, Madrid, 24/02/17)

Carlos Melconian (expresidente Banco Nación, con el propio Macri): “(…) el mundo no es el justificativo de lo que está ocurriendo en el país”, además advirtió que la inflación de este año será el 25% “con suerte”. (Infobae, 13/05/18)

Ricardo Alfonsín: “Era previsible que pasara lo que pasó en la medida que no se arreglaron los problemas de los argentinos, sino que se agravaron” (FM Milenium, Buenos Aires, 12/05/2018).

Dolarizado”. “la Argentina está padeciendo consecuencias equivalentes a la salida de un segundo CEPO”. (Jorge Fontevecchia, Perfil.com, 13/05/18)

Luis Pagani (ARCOR): “El gobierno no tiene un Plan Económico” (Perfil.com, 13/05/2018, entrevista).

Wall Street pide un paquete de US$ 50.000 millones”. Alberto Ramos (Goldman Sachs), en declaraciones al diario Clarín (09/05/18).

¿A CUENTA DEL FUTURO AJUSTE?

“YPF despedirá a mil trabajadores em el Sur” – “No vemos motivos para despedir gente; el balance del primer trimestre de YPF arroja ganancias por 6.000 millones de pesos”, aseguró el sindicalista Guillermo Pereyra. La petrolera argumentó que los yacimientos tienen baja productividad. (Página 12, 12/05/18).

“ES LA ECONOMÍA, ESTÚPIDO”. La encuesta del Centro de Opinión Pública (CEOP), exclusiva para el periódico Página 12 (publicada el 13/05/18), puede sintetizarse en los siguientes puntos:

– 73% de los consultados dice que la economía está mal, frente a un 25% que dice que está bien;

– Cuando se pregunta por la situación en su hogar, el 64,6% dice que está mal, mientras que un 31,3% dice que está bien;

– El 67,4% ´piensa que la economía estará peor el resto del año;

– El 63,4% considera que la situación económica en su casa va a empeorar en 2018. La falta de expectativas es clave;

– Casi el 70% evalúa negativamente el combate contra la pobreza;

– El 70,5% considera fracasada la lucha contra la inflación;

– El 63% considera que el gobierno se manejó mal o muy mal respecto de la corrida bancaria. Y siguen datos.

“Cambiemos USA como coartada la herencia recibida”, Documento económico del grupo de intelectuales de centroizquierda PLATAFORMA. Puede leerse íntegramente en Perfil.com (13/05/18).

“El problema es la timba financiera”, dirigentes del campo le contestaron a Carrió. (Tiempo Argentino, 11/(05/18).

“No es una salida inteligente”. El titular de la Pastoral Social, obispo de Zamora Jorge Lugones, sorprendió al realizar un pormenorizado análisis de la macroeconomía argentina. “De gradualidad no hay nada”, sentenció. (Radio María Argentina, 12/05/18, publicado por Perfil.com).

Los argentinos temen al FMI” (La Nación, 09/05/18)

“EFECTO FMI: Una encuesta detecta un cuestionamiento a Macri entre sus propios votantes.” “Según un estudio realizado el fin de semana por la consultora D´Alessio Irol-Berenszten, el 75% de los consultados consideró el stand-by del FMI una “medida inadecuada”. Es visto con desagrado tanto por los votantes del FpV, el 92% lo rechaza, como por el 58% de quienes emitieron su voto por Cambiemos”. (Tiempo Argentino, 12/05/18).

Sabemos a lo que aspira el fondo, lo ha demostrado en nuestra historia”. Monseñor Jorge Lugones (citado por Página 12, 12/05/18).

El presidente argentino Mauricio Macri ha demostrado, hasta la fecha, ser insensible para con su pueblo, en tanto hay abierta una incógnita sobre si carece o no de idoneidad política y estratégica para gobernar tamaña Nación.

Macri, y sus compañeros del círculo rojo parecen probar – vistos los daños producidos por las acciones tomadas –  su desapego a la función pública como asimismo el haberse visto “sorprendidos” de ganar las elecciones nacionales, dado que ahora se confirma la ausencia de un plan estratégico para gobernar.

Esto, dígase con igual claridad, es otro modo de decir que la expresidenta perdió las elecciones nacionales por sus groseras e irracionales decisiones finales, tanto en la elección de candidatos, bien como en la ponderación de medidas que sobre política económica tomó, especialmente, en los últimos meses de su gobierno.

Tanto Macri como Fernández – entre otros “ilustres” mandatarios de todo el mundo – prueban lo peligroso que es seguir a caudillos, en lugar de a personalidades con estructuras políticas idóneas en el manejo serio y responsable de la cosa pública.

Claro está, siempre que tales opciones existan y no estemos ante escenarios, que también los hay, donde funcionen “democracias de utilería” que cubran las “formas”, aunque estén viciadas de nulidad.

Como siempre los que pagan – y vaya si pagarán – los platos rotos son las mujeres y los hombres de a pie. Esos seres humanos que, para el mandatario argentino, forman parte de una compleja ecuación economicista, pero no de un decálogo de principios de un estadista. Algo que no es ni le interesa ser, así obtenga en el 2019 un segundo mandato, que pareciera ser lo único que lo desvela.

Miremos hacia adentro del Uruguay y prevengámonos de sus “simpáticos” imitadores: políticos, uno como palito de bandera, otro con soldados bajo el brazo, para citar apenas dos ejemplos, de la variada oferta opositora.

Sin olvidar a los autoconvocados, que no parecen serlo, bien como a algunos credos religiosos volcados a tratar de incidir en política partidaria, etcétera.

En suma, individuos y corporaciones que al carecer de ideas y planes de recibo para con la gente, en tanto que sus miras están más cerca de sus privilegios perdidos o limitados desde hace casi tres lustros.

Esta gente busca presentar algo, llamativamente similar, a lo que hoy sufren los argentinos.

¡Cuidado! Aún hay tiempo para prevenirlo, desde la democracia participativa, apelando a nuestra gente, desde el llano y mirándolos a los ojos. Siempre.

 

Por Héctor Valle
Investigador social y periodista

La ONDA digital Nº 861 (Síganos en Twitter y facebook)

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: