El deporte –público- en las políticas departamentales

Hace casi dos años, cuando terminaban los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, escribí una columna donde expresaba la necesidad de pensar qué tienen que ver con nosotros estos eventos que concitan la atención y entusiasmo de todo el mundo. Hoy me volveré a referir a los deportes y la práctica deportiva en San José.

Las políticas públicas deportivas en el departamento de San José, desde la gestión local, no existen o son intrascendentes. Nos quedó bien claro cuando fue el director de deportes a la Junta Departamental hace un buen tiempo; pero tampoco existían en el período anterior cuando el director de esa área era el actual diputado nacionalista.

Ésta no ha sido un área de prioridad de las administraciones del Partido Nacional que se limita a acompañar – si se presenta la voluntad y el interés particular – a esfuerzos individuales, algunos colectivos o de asociaciones; también llega a sumarse a planes nacionales como las actividades del verano en las playas.

Hagamos el ejercicio de pensar en algunos deportes (que no sean el fútbol por supuesto) y decir el nombre de las personas que se nos vienen inmediatamente a la cabeza: hockey, básquetbol, voleibol, atletismo, tenis de mesa, ciclismo, rugby, patín, por nombrar algunos. ¿A que tienen nombre y apellido? Seguramente –y dependiendo de la zona en la que viva -, se le representaron una o dos caras de profes o personas afines a sacar adelante una oferta diferente en nuestro entorno.

No estoy diciendo que las iniciativas de trabajo, tanto deportivas como otras, tengan que surgir solamente a expensas de la institución pública de turno. No. La construcción de las políticas públicas a veces tiene una fuerte planificación desde la centralidad y otras surge a impulso de colectivos sociales. Lo que quiero expresar es que los apoyos puntuales que ofrece la Intendencia de San José a las iniciativas, como son vales de nafta para los traslados, equipo de audio cuando llega la carrera, las medallas o el trofeo, eso no son políticas públicas deportivas.

Los recursos son finitos, pero deben organizarse, planificarse y principalmente articularse mejor. ¿Qué deportes se quieren promover en el departamento? ¿A cuáles se puede apoyar? ¿Qué rol social cumplen? ¿Para qué queremos generar políticas deportivas en el departamento?

Vayamos a la infraestructura. El movimiento social que se produjo en la ciudad de Libertad en relación con la piscina es digno de tomar nota y puede ser ejemplo para otros lugares. Ya sabemos la vieja historia sobre el dinero para techar la piscina que llegó a las arcas de la Intendencia que nunca se utilizó y la piscina sigue siendo abierta. En 2016, un grupo de vecinos comenzó a organizarse y se está llevando a cabo una planificación que articula al gobierno nacional a través de la Secretaría Nacional de Deportes con la Intendencia que debe asumir su compromiso y con una fuerte participación ciudadana.

¿De qué manera se pueden pensar modelos que reactiven la mejora de las dos plazas de deportes que tiene la ciudad de San José que están en muy malas condiciones para ser utilizadas y aprovechadas? Es un tema endémico; la Intendencia no quiere poner dinero en mejoras para una gestión sobre la que no pueda incidir. Lo cierto es que a menudo hay jóvenes o niños que se lastiman en canchas que no deberían utilizarse en las condiciones en las que se encuentran. Sin entrar en el tema del nivel que como infraestructuras deben tener canchas modernas para que el desarrollo deportivo pueda también mejorarse. Por ejemplo, en básquetbol o las medidas de las canchas en el handball.

Como contrapartida no sé si usted pasó por la ciudad de Canelones y vio cómo está la plaza de deportes a mano derecha después que deja las vías de tren cuando se entra por la ruta 11 (Calle Rodó, pegado a la parada Rodó). Es la misma que vimos siempre, mejorada y con un gran cambio: llena de gente.

La piscina de hidroterapia junto a la piscina del Fraternidad es una obra que está en ejecución. Corresponde al proyecto presentado a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) que aportó $ 43.645.356. Esperamos que la planificación de las actividades que se realicen a futuro en esta piscina logre el mayor aprovechamiento para beneficio de la población maragata. Será un asunto de gestión y competencia departamental.

El tema es recurrente y sigue siendo importante. Pensar el deporte y la actividad física en clave de política pública debería ser un punto significativo para debatir acerca de qué tipo de desarrollo queremos para nuestra sociedad. Ya que tanto hablamos de los defectos de nuestros jóvenes y aparecen los discursos moralistas.

Por Ana Gabriela Fernández
Edila en la Junta Departamental de San José. Actriz egresada de la EMAD y Educadora Social. Doctoranda en estudios de Género en la Universidad de Oviedo. Docente e investigadora en el Programa Género y Cultura de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

La ONDA digital Nº 859 (Síganos en Twitter y facebook)

 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: