Lula quedó a un paso de ir a prisión luego de que la Justicia le negara un habeas corpus

El Supremo Tribunal Federal negó, en votación iniciada en la tarde del miércoles y concluida apenas al inicio de la madrugada de este jueves 5, el habeas corpus al ex presidente Lula. La decisión, tomada por 6 votos a 5, permite que sea decretada la detención de Lula, pero la defensa aún tiene plazo para presentar embargos de declaración al TRF4, tribunal que confirmó en segunda instancia la condena del ex presidente. Hay, sin embargo, la posibilidad de que el juez Moro que inició la causa decrete la prisión bajo el argumento de que la sentencia del juicio no ha sido modificada.

La votación del STF fue marcada, antes incluso de comenzar, por las presiones y amenazas manifestadas por los jefes del alto mando militar. Encabezado por el general Eduardo Villas Boas, comandante del Ejército y altos oficiales que utilizaron las redes sociales para afirmar, de modo indirecto, que sólo aceptarían un resultado de la Corte: que negara el habeas corpus a Lula.

El voto en contra de la jueza Rosa Weber ha sido el que ha inclinado la balanza en el alto tribunal, que estaba partido en dos en este caso. Así las cosas, la encarcelación de Lula podría ser inminente.

EL ex presidente inmerso en una intensa campaña electoral parte como claro favorito de cara las próximas presidenciales, fue condenado en enero por corrupción a 12 años de cárcel, en una de las siete causas que tiene abiertas en los tribunales.

En las últimas semanas y, en especial, en los últimos días, Brasil ha sido una olla a presión, con partidarios y detractores de Lula manifestándose en la calle; unos, clamando por su inocencia y los otros, pidiendo el fin de su impunidad.

Ahora, queda una última etapa a ser cumplida por el tribunal. Los abogados de Lula tienen hasta el 10 de abril, el próximo martes, para pedir el análisis de los llamados embargos de los embargo. La defensa puede, sin embargo, entrar en el recurso en cualquier momento. Esta es una apelación a los embargos de declaración, negado también por unanimidad.
La práctica en este tipo de situaciones, es de negar este tipo de recurso, en especial cuando la conclusión del proceso se hace sin discordancias en la corte.

A partir de ahí el tribunal de Porto Alegre expide un oficio al juez federal Sérgio Moro informando que el proceso en el TRF-4 se cerró. No hay un plazo determinado para que esto ocurra, pero en general no lleva más que algunos días. En cuanto Moro reciba el documento, la orden de detención ya puede ser expedida.

Luego de la resolución del Supremo Tribunal Federal los abogados de Lula ya estudiaban nuevas alternativas para impedir una vez más de que Lula llegue a la cárcel por su parte el Partido de los Trabajadores mantiene la precandidatura de Lula da Silva a la presidencia de Brasil y no quiere hablar abiertamente de un plan B, una parte de la formación apuesta por mantenerle hasta las últimas semanas de la campaña para las presidenciales de octubre y después escoger a un sustituto.

Crónica sobre diarios y agencias

La ONDA digital Nº 855 (Síganos en Twitter y facebook)

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: