¿Y si arrancamos de una buena vez?

Las encuestas empiezan a mostrar nubarrones en el horizonte del Frente Amplio, a pesar que el propio Tabaré las disipa en cada una de sus salidas junto a Raúl Sendic. Es que ellos están haciendo lo que no empezaron a hacer los sectores y las bases, esos motores que dan vida y hacen de la coalición un movimiento popular único en el país. Lejos de ser la “colcha de retazos” que nos endilgan para desprestigiar a la fuerza progresista del Uruguay, esos “retazos” todavía no se han puesto en movimiento, razón por la cual se hacen gárgaras con los resultados proyectados por las consultoras. Todavía no se enfrió el muerto y se animan a vaticinar un resultado como seguro… que le pregunten a Larrañaga a ver que opína.

A desenrollar las banderas
Basta de quietismo! Basta de dejar que las cosas pasen siendo meros expectadores! Hay que moverse y hacer que las cosas sucedan. Para ello es fundamental convencerse que hay que salir a defender los logros de un gobierno de izquierda que cambió radicalmente el estado de situación de un país que vivió de crisis en crisis y de ajuste fiscal en ajuste fiscal desde la dictadura y hasta la llegada del FA al gobierno. Y eso es así, mal que les pese a los que hoy pretenden decir lo malo que ha sido el Frente Amplio como gobierno y nada dicen sobre la economía del país.

Perro 300x225

Nadie me puede afirmar que si ellos hubieran sido gobierno durante estos últimos años, se hubiera logrado lo que se logró. Basta pensar el último gobierno de Batlle y sus recetas económicas que hacían del país un paraíso fiscal para capitales que en cuanto pudieron se fueron sin dejar nada más que deuda y desesperación en los ahorristas uruguayos. Un país que apostaba a dar servicios financieros y había hipotecado cualquier intento de desarrollo e inversión.

Nos dicen que no hay que mirar el pasado, y lo dicen -precisamente- quienes son condenados por ese pasado por su pésima gestión. Lo dicen para contar con el voto joven, ese que no conoce lo que pasó. Ese que hoy reclama una solución inmediata sin apreciar que se recorre un proceso de cambio. Un proceso que partió de un punto muy bajo y que aún no alcanza pero que significa un exponencial aumento logrado.

Los confunden con cantos de sirena, prometen lo que ya se está haciendo y lo hacen ver como si fuera creación propia. Allí es necesario plantarse y rebobinar. Es necesario desenmascarar la maniobra y comunicar a los jóvenes lo que se hizo. Desde dónde se lo hizo y hasta dónde se lo va a seguir haciendo.

Pero para eso, compañeros, hay que arrancar! Hay que empezar a hacerse ver. Hay que salir con las banderas. Hay que poblar cada casa, cada calle, cada rincón del país, con los colores del Frente Amplio, y contagiar de alegría.

Mientras unos pintan los muros de gris y otros cuelgan carteles “positivos”(?) en esa misma escala de grises, nosotros vamos a salir a pintar de colores la campaña. Hay que empezar de una buena vez. Hay que salir y contagiarnos que se puede.

Es evidente que desde los medios se multiplica una sensación derrotista que la oposición aprovecha. Tienen el control de los medios, son los dueños de los medios. Por más que salgan a decir que el FA lidera los segundos de exposición, la coalición opositora casi duplica ese guarismo, desnivelando la ecuación en forma clara.

Seguramente hay un déficit propio en la falta de información sobre lo que se ha hecho. Seguramente la amplísima difusión de los casos negativos que hemos sufrido los frenteamplistas, influya y mucho. Principalmente influye en nosotros mismos, que sufrimos la decepción y la traición de infieles compañeros que vulneraron el principal mandato que tenemos como tales: la confianza.

Se han encargado de marcarnos la agenda con lo malo y ocultan todo lo bueno que hicimos. Pero aún así, tenemos que mantener la frente en alto porque tenemos sobradas razones para estar orgullosos de las administraciones frenteamplistas de gobierno. Y porque tenemos sobradas razones para querer mantener ese orgullo por tercera vez.

Tenemos que arrancar y resumir todo lo que se ha hecho. Todo lo que falta hacer, porque como bien afirma nuestra consigna: “Uruguay no se detiene”.

Por todo eso:
Tienen que salir las redes frenteamplistas.
Tienen que salir los banderazos.
Tienen que salir los compañeros a las ferias y a los barrios, a inundar de ingenio las calles de todas las ciudades del país.
Tienen que salir las caravanas.
Tienen que salir las ideas que nos han permitido ser la opción de los cambios.

Tenemos que acompañar a Tabaré y Raúl por un tercer gobierno.

Tenemos que arrancar de una buena vez…

el hombre desenrrolló la bandera,
el perro hacía rato que esperaba para salir…

El Perro Gil
Columnista uruguayo

La ONDA digital Nº 685 (Síganos en Twitter y facebook)

 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: