¡Igualitas las dos mitades!

“Primeramente pedirá la declaración de la independencia absoluta de estas Colonias, que ellas están absueltas de toda obligación de fidelidad a la Corona de España y familia de los Borbones y que toda conexión política entre ellas y el Estado de la España es y debe ser totalmente disuelta”. Así empiezan las Instrucciones a los delegados orientales del Congreso de abril de 1813.

Está complicado para ser artiguista y simpatizar con la monarquía y los Borbones.

En el siglo XVIII ser de izquierda era ser republicano. Fue la revolución francesa que marcó ese camino desde 1789. Oriental y monárquico no va. Americano y monárquico, tampoco.

Los reyes no se eligen. Heredan el cargo. Y eso no tiene nada de democrático. Y en el caso de España es más grave porque una mujer no puede llegar al cargo que tiene Felipe VI. No corre la igualdad de género. ¡Bien patriarcal!
La monarquía por más que exista en algunos países es algo fuera de época. Para nosotros los americanos etapa superada hace dos siglos. Le llevamos dos siglos de ventaja.

En el caso de Cataluña, con la aplicación por parte del gobierno de Rajoy del artículo 155, se trata de un golpe de Estado constitucional contra las autoridades elegidas por el pueblo catalán. El golpe de Estado disolvió el parlamento y cesó al gobierno. Llaman a elecciones, pero antes ponen a 11 dirigentes sociales y políticos presos. O sea, que hay presos políticos.

Ante estos atropellos autoritarios del gobierno español la respuesta sigue siendo pacífica. Siempre la lucha ha sido pacífica. La violencia siempre ha venido del estado monárquico español. ¡Siempre!

Nosotros si algo sabemos es de presos políticos. Acá en Uruguay ibas preso por pensar diferente al régimen dictatorial. Las realidades son distintas, pero los 11 catalanes son presos políticos. ¿Se acuerdan del…? ¡Liberar liberar a los presos por luchar!

Amnistía Internacional ve excesivo el encarcelamiento de los Jordis y exige su libertad. Dice que deben ser excarcelados en virtud del derecho internacional, el derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica. Que son un exceso los delitos de Sedición o de Rebelión, pero aclara-(no faltaba más)- que los 11 presos no son presos de conciencia. Como que se contradice Amnistía Internacional.

¿Qué debe hacer hoy una persona progresista ante la crisis que vive España y Cataluña? ¿El pueblo catalán tiene derecho a decidir? ¿Hay que exigir la libertad de los presos políticos catalanes?

¿Se puede apoyar a un gobierno autoritario como el de Rajoy?
Está difícil para defender a Rajoy y al PP. Por el lado que se lo mire.

Rajoy es uno de los políticos más corruptos de Europa. El autoritarismo y la corrupción van de la mano. Estamos en plena trama Gürtel. Hay tres escándalos de corrupción que tiene como protagonista al PP de Rajoy y de Aznar. Los dos están hasta las manos. No hay ayuntamiento del PP que no esté en la joda. Los tres casos son la Trama Gürtel, el Caso Lazo y la Trama Púnica. Se saben los nombres, la guita afanada, los contratos truchos, las cuentas en Suiza. Todo el repertorio de la joda, completito. Hasta el inspector de la EDEF, Manuel Morocho dijo en el Parlamento- Las Cortes- que Rajoy está indiciariamente en los papeles de Bárcenas. Este delincuente era el secretario de finanzas del PP cuando Rajoy era el secretario. Era el encargado de cocinar las estafas con los empresarios amigos.

La Trama Gürtel le costó el cargo al juez Garzón en su momento. Pero la corrupción es tan pero tan grande, que no se puede tapar y sigue saliendo pus. En ella estaban todos los secretarios del PP. Es tan grande la corrupción que el diputado Pablo Iglesias lo acusó en Las Cortes de delincuente al mismísimo Rajoy.

Otro tema que muestra la realidad española es el de la lucha contra la impunidad. En 1977 a la salida del franquismo se votó una ley de amnistía que en los hechos aseguró la impunidad para los violadores, torturadores y perpetuadores de los peores crímenes durante la dictadura fascista del general Francisco Franco.

El Consejo de Europa critica al gobierno español porque en 40 años de democracia no ha realizado ninguna investigación de los crímenes contra la humanidad y pide la reparación de las víctimas. El PP y sus aliados se niegan en el estado español.

Y el tan atacado parlamento de Cataluña el 29 de junio de 2017 anuló por unanimidad todos los juicios franquistas. La justicia deberá notificar a los procesados o sus familiares un certificado de la nulidad del proceso y el Arxiu Nacional de Cataluña deberá publicar los juicios anulados. O sea que anuló por unanimidad las sentencias del régimen dictatorial y declara ilegales a los tribunales de la Auditoría de Guerra del Ejército de Ocupación que actuó en Cataluña entre 1938 y 1978.

Fue fruto de la lucha de las organizaciones de DD.HH y de la iniciativa parlamentaria de los “malos”: JxSí, Cup, CSQP. Se sumaron todos los demás partidos, hasta- aunque parezca mentira- el PP de Cataluña. Hasta condenó al franquismo.

Un paso muy grande en la lucha contra la impunidad dio el Parlament. Ojalá acá en Uruguay nos contagiemos de Cataluña. No me imagino votando algo por unanimidad sobre ese tema.

Contrasta la postura de los independentistas sobre la impunidad con la condecoración del ex ministro de la UCD Rodolfo Martín Villa por parte del Rey.

Mientras en el Parlament se busca la verdad, justicia, reparación para las víctimas y la garantía de no repetición de los crímenes del franquismo, el Rey condecora a uno que tiene las manos manchadas en sangre. Sobre Villa pesa una orden de búsqueda y captura internacional por crímenes contra la humanidad por la matanza de Vitoria del 3 de marzo de 1976. Igual de asesino que el coronel (r) Eduardo Ferro.
¡Igualitas las dos mitades!

A partir de ahora en Cataluña con la anulación de los juicios fascistas, se colocarán los nombres de las víctimas del franquismo Un paso en dirección de la verdad. En Cataluña en casi 40 años de dictadura hubo 63.961 procesos, con miles de víctimas.

En toda España es tan espantoso lo que ocurrió que el relator especial de la ONU Pablo de Greiff le pidió al gobierno español que dejara sin efecto la ley de impunidad de 1977 para que la Justicia pueda investigar los crímenes contra la humanidad cometidos durante la dictadura fascista del “generalísimo” Francisco Franco.
¡Igualitas las dos mitades!

La sociedad civil lleva años trabajando para reparar la memoria de los reprimidos durante el franquismo. El último gran paso lo dieron el gobierno de Andalucía que votó la Ley de Memoria Histórica en marzo de 2017 y luego el Parlament catalán que anuló los juicios. Hay que sumar que también en junio el Ayuntamiento de Madrid abrió la puerta para investigar los crímenes.

Por lo visto el tema del “nacionalismo” es bastante más complicado.

 

Prof. Gonzalo Alsina

 

La ONDA digital Nº 843 (Síganos en Twitter y facebook)

 

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: