Cambio de Clima

“Hay intereses construyendo un discurso del fin del progresismo que no es real y depende de nosotros deconstruirlo “ Javier Miranda

Este concepto, entre otros, formó parte de la intervención del compañero presidente del F. Amplio durante la presentación del libro “Las Vías Abiertas de América Latina”

Este libro es una recopilación de siete ensayos que pretenden indagar en esta suerte de restauración de la derecha neoliberal. Problematizando el momento, los autores intentan responder a si es un fin de ciclo del progresismo o es un repliegue temporal.

WALTER paginaLa presentación tuvo la poca fortuna de realizarse casi cuando en el Centenario Uruguay jugaba con Brasil por las Eliminatorias por tanto el marco de público presente no fue el que merecía, no obstante, las intervenciones de Emir Sader, Ricardo Foster, Constanza Moreira y Javier Miranda dejaron una serie de observaciones, definiciones e interrogantes que hicieron que el ambiente fuera más de búsqueda y análisis que de resignación y derrota.

Me parece necesario juntar este hecho con la enorme demostración del Ocho de Marzo, donde en el marco del día Internacional de la Mujer y con una convocatoria a un paro mundial, aquí en Uruguay, el diez por ciento de la población con una apabulladora presencia de mujeres a lo largo y ancho de todo el país, salió a la calle a manifestar.

En ese marco, el Frente Amplio realizó su acto en Las Piedras conmemorando los cuarenta y seis años de su fundación. Una primera discusión dio por resultado una lista de oradores que no reflejaba ni el momento, ni el estado de ánimo de la sociedad ni de la fuerza política. Arduo fue el proceso de discusión, muchas rispideces, enojos y hasta decepciones. Pero, finalmente, el estrado tuvo una representación paritaria, con relevantes oratorias femeninas y lo mejor, lo realmente destacable es que supimos dar un paso atrás.

El Frente Amplio, supo corregirse y lograr una conmemoración festiva, en Las Piedras.

A eso le llamo yo un cambio de clima. Saber dar marcha atrás, intentar reflejarse en la sociedad que tan sentidamente se expresó. No se le puede dar la espalda a una pueblada tan contundente.

Las mujeres organizadas de las más diversas formas casi dieron nuevo material de reflexión a los ensayistas. No es fácil que la derecha se restaure cuando la sociedad gana la calle y pelea por sus derechos.

Decía el compañero Miranda en su intervención, que no hay determinismo histórico, que la historia, la vida, la escriben y viven las mujeres y los hombres de cada tiempo. Que su voluntad y acción son las determinantes para que los sucesos vayan en una u otra dirección.

Hay una fuerte batalla ideológica de la derecha neoliberal que da pelea en todos los planos, en las ideas y en el lenguaje mediático, instala o pretende instalar conceptos desde los medios de comunicación y ¡vaya si los tiene! Allí se desarrolla una buena parte del conflicto y de cómo se resolverá.

Por mi parte digo que el presidente del Frente Amplio, está participando activamente, con suerte variada, pero con enorme energía en esos procesos de debate. Es en su presidencia que dimos marcha atrás en una decisión a todas luces equivocada, abrió las puertas del Frente Amplio para que intelectuales importantes de este tiempo, protagonistas de primera línea den o intenten dar respuestas emergentes al discurso de la derecha, que con su restauración está haciendo destrozos en las conquistas logradas por las izquierdas y los progresismos en países tan significativos con Brasil y Argentina.

No es poca cosa, sufrí la paliza que nos dio Brasil, disfruté el triunfo de Aguada al Larre, ayer en los play off de la Liga de Básquet, pero, me quedé con Sader, Foster y Constanza en la cabeza.  Definitivamente los ciclos no son fatales, ni unidireccionales, ni tienen tiempos prefijados.

Por Walter Martinez
Columnista uruguayo

La ONDA digital Nº 809 (Síganos en Twitter y facebook)

Más del Autor: