Se realizaron las elecciones internas en el Frente Amplio

En un marco de descontento, que marcamos en diversos artículos anteriores, se desarrollaron las elecciones internas del Frente Amplio para elegir su futuro presidente nacional y departamental, los plenarios nacionales y departamentales y la representación de las bases. A los desencantos, hay que agregar un día de frío intenso que también pudo haber afectado la presencia de los votantes frentistas.

Con estas adversidades se alcanzó arriba de 90.000 participantes, lo que puede considerarse un éxito relativo. No hay ningún partido que tenga la capacidad de lograr, en pleno invierno, una votación tan alta para elegir sus autoridades internas, ni en el plano nacional ni en el plano internacional.

La organización interna y la capacidad de sus militantes lo han hecho posible. Los lugares que recorrí siempre hubieron colas Alberto_Couriel_la ONDAde votantes. Se requerirá un análisis de mayor profundidad cuando se alcancen los resultados definitivos. ¿Cómo fue la participación de los jóvenes? ¿Cómo se votó en Montevideo y en el Interior? ¿Quién ganó la presidencia del FA y que sectores van a predominar en los plenarios correspondientes? Era una elección muy difícil, porque los candidatos a la Presidencia no eran suficientemente conocidos, porque no hubo el financiamiento para la publicidad correspondiente, porque había enojados e inclusive dirigentes que publicitaron su enojo manifestando que no concurrirían a votar. Un excelente reportaje de Brecha, el viernes 22 de julio, a Gerardo Caetano marcaba con nitidez las críticas a acciones del gobierno frentista, la falta de debate en temas tan sensibles como los económicos o los internacionales, y las carencias de la propia organización política.

Pasaron las elecciones y se inicia una nueva etapa. Dinamizar su funcionamiento, con capacidad de decisiones relevantes, requiere modificaciones en su orgánica. Es muy difícil cambiar los estatutos porque requiere muy elevados porcentajes para concretarlo. Pero se vuelve indispensable un acuerdo político entre los distintos sectores para efectivizar una salida que permita un mayor y mejor grado de representatividad. En esta materia el cambio generacional es muy relevante. La presencia de los máximos dirigentes sectoriales en las reuniones de dirección se vuelve imprescindible. Todos se tienen que ver con todos y cada uno de los principales líderes políticos se tiene que encontrar, ver, mirar y oírse.

El relacionamiento con la sociedad es imprescindible. Asistí en el secretariado, hace unas semanas atrás, a una excelente reunión con los principales dirigentes del PIT-CNT. Extremadamente relevante para ambas partes. Pero luego la fuerza política se queda sin capacidad de tomar resoluciones. En esencia, esto tiene mucho que ver con las relaciones de la fuerza política con el gobierno frentista. El Frente, como fuerza política tiene la obligación de ayudar y apoyar a su gobierno. Pero también tiene el derecho de controlarlo, para que sus decisiones se enmarquen en el programa, aprobado internamente, y votado por la ciudadanía. Este es un tema central para el futuro. Tomemos algún ejemplo. El Mercosur pasa por una etapa políticamente muy difícil.

Pero para Uruguay es muy relevante, porque mientras sus exportaciones crecieron 16% acumulativo anual entre 2005 y 2012, con influencia de los altos precios internacionales de las comodities, Brasil siguió siendo el principal comprador de bienes y Argentina el principal comprador de servicios. El 70% de las exportaciones de Uruguay al Mercosur son de productos manufacturados y a la Argentina son el 90%. Si deseamos avanzar hacia una nueva estructura productiva y de exportaciones, donde no solamente exportemos recursos naturales sino también conocimiento y contenido tecnológico de nuestros productos agropecuarios, industriales y de servicios, a través de cadenas de valor, la integración regional y especialmente el Mercosur son indispensables.

La mayor carencia del Mercosur ha sido la falta de complementariedad productiva. Sin ella la integración se limita y sin integración podrá haber crecimiento pero no habrá desarrollo, ni se avanzará suficientemente en materia de igualdad. El gobierno frentista, junto a todos los partidos de la oposición, se queja de las dificultades de acuerdos comerciales a través del Mercosur. La crítica es válida. Pero se propone eliminar o modificar el conocido artículo 32 para que cada país pueda realizar acuerdos bilaterales o participar en acuerdos plurilaterales individualmente. En la actual situación política esto puede significar que Brasil decida acordar en solitario, con lo que el Mercosur y el proceso de integración sufriría pérdidas irremediables. No hay que olvidarse que el origen del Mercosur es un acuerdo de paz, un acuerdo antes que nada de carácter militar entre Argentina y Brasil. Para ello se concretó la Unión Aduanera y el arancel externo común. Para la asociación entre Argentina y Brasil como le demostró en reciente seminario, organizado por Astur, el argentino Félix Peña a nuestro vicecanciller.

Mercosur tiene muchos problemas económicos y en estos días políticos, por el traspaso de la Presidencia pro Témpore a Venezuela. Pero es imprescindible, es central salvar la integración, avanzar hacia una mayor unidad de la América del Sur, para ganar poder de negociación para realizar los necesarios acuerdos con los EE UU, con China, con Japón y con la Unión Europea en defensa de nuestros intereses y de nuestros objetivos. Los acuerdos comerciales no son ni buenos ni malos. Hay que estudiarlos y analizarlos para conseguir que me faciliten una nueva inserción internacional, basada en el conocimiento y en el contenido tecnológico, para lo que es imprescindible la participación, conducción y regulación del Estado. El FA como organización política tendrá que profundizar en estos temas.

 

Por Alberto Couriel
Economista y ex senador

La ONDA digital Nº 779 (Síganos en Twitter y facebook) 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: