¿Consumir es para tapar un problema?

“Afirmar que consumir es para tapar un problema sería simplista” /// Diversas situaciones pueden causar el incremento del consumo de alguna sustancia como respuesta al estrés y la ansiedad, explica Gabriela Mastellone (psicóloga), del dispositivo Casa Amigable del NHT Zabaleta, a Fabio Ramos de la revista argentina THC  por qué ocurre y cómo detectarlo.

– ¿Puede iniciarse o incrementarse un consumo a causa de estar pasando un mal momento emocional?
Sí, pero habría que enmarcarlo contextualmente. Si se toman [as líneas de reducción de riesgos y daños hay que considerar La sustancia en segundo plano, no como un efecto causal de una Gabriela Mastelloneenfermedad o de un consumo problemático, porque si no el abordaje sería muy sencillo: suprimir la causa para modificar eI efecto. Pero entendiendo que la realidad de [a persona tiene múltiples aristas es necesario abordarla desde una mirada más compleja. Y, si tenemos en cuenta que vivimos en una sociedad en la que la publicidad te empuja al consumo, uno puede tener diferentes consumos en su vida que los usa de manera regular. Una de las sustancias con mayor impacto en la sociedad es el alcohol y a nivel cultural tiene una gran aceptación, hasta en las publicidades se promueve como un estilo de vida. Esto va haciendo mella en los sujetos y va creando subjetividad. Ahora, si a eso le agregamos ciertos estresores, como crisis vitales de Ia persona, accidentes o quedarse sin trabajo, puede que un consumo se vuelva masivo temporariamente o sostenido en el tiempo. Pero cada persona registra sus consumos de diferentes maneras en diferentes momentos de su vida.

– ¿Por qué ocurre esto?
– El inicio de un consumo en momentos de crisis puede ser una respuesta o solución momentánea a determinada situación de vida que está atravesando la persona. O tal vez un consumo que era esporádico se hace más frecuente tras algunos eventos, como una separación o la muerte de un familiar. Es una forma de mantener cierto equilibrio, porque hay algo que se desacomodó en su vida que requiere

de esta sustitución con una sustancia. Pero ojo, yo no diría que el consumo se Lleva adelante para tapar un problema, porque sería reduccionista. Creo que en ese momento en particular la sustancia está cumpliendo alguna función en la economía psíquica de la persona. Y puede transformarse en algo que se vuelve rígido con el tiempo o no, dependiendo de cada persona, de cómo opera el sujeto. Es cierto que cuando una persona no está pasando por un buen momento emocional, incrementar o iniciar un consumo puede ser más perjudicial, pero a su vez estaríamos marcando una falla en eI sujeto y quizás sea mejor no pensarlo desde ese lado, sino desde la posibilidad de fortalecer el potencial de Ia persona, de que [a persona pueda registrar sus propios momentos vitales para poder responder ante la situación de crisis o ante la sustitución que se hace con el consumo.

Cada persona recurre a La sustancia o al objeto en función de algo de su historia. Es interesante buscar qué significa esa sustancia para la persona, qué espacio ocupa en ese momento, si hay alguna identificación. Pero muchas veces la sustancia empleada será la que tenga más a mano, es casi una cuestión de clase.

– ¿Se puede ser consciente de que, en ese momento, las prácticas de consumo están asociadas a una crisis emocional?
Todo consumo, si bien tiene algo de placentero, conlleva una cuota de malestar. Cualquier cosa. Si como demasiada harina seguramente me voy a sentir mal del estómago. Hay consumos de la vida cotidiana que pueden empezar a manifestar un impacto, pero esto dependerá del registro que el sujeto tenga sobre sí mismo. Si fumo 10 cigarrillos y empiezo a fumar 20, me va a costar más subir una escalera. Y así se va generando un registro de Ias acciones, una percepción de uno mismo. A veces no pasa pero pueden notarlo los amigos o la familia. También puede haber cuestiones de base que faciliten et terreno para que una persona haga un uso excesivo como sustitución o respuesta a algún conflicto, como tos trastornos de ansiedad u otros desórdenes psicológicos. En cualquiera de los casos es importante que [a persona pueda focalizar sus recursos, mecanismos y potencialidades. A veces logra hacerlo sola y otras veces requiere acercarse aI sistema de salud, como [o es nuestro dispositivo. Pero la idea es sólo apoyar, porque la respuesta debe estar del. lado de [a persona y no del profesional.

Por Fabio Ramos

La ONDA digital Nº 778  (Síganos en Twitter y facebook) 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: