Vivienda cooperativa

En su 50 aniversario la Federación de Viviendas Cooperativas propone nuevos desafíos.

Contexto histórico.
Siendo aún estudiantes asistimos al nacimiento del cooperativismo de vivienda por ayuda mutua. Hicimos práctica de obra en las Mesas de los conjuntos en barrio Peñarol y con la Facultad cerrada por la intervención militar promovimos la primer 3-Arq-Luis-Fabre-200x230cooperativa de vivienda en mi pueblo; Guichón. Seguimos de cerca el desarrollo del cooperativismo en la formación de conciencia social sobre el derecho a vivienda. Apoyamos, en los sucesivos programas de gobierno, la financiación estatal para cooperativas en sus varias modalidades.

Contexto actual
La demanda por vivienda de miles de compatriotas no es contemplada por la oferta actual del Estado y mucho menos por la actividad privada .Las exoneraciones de la Ley 18795 no fueron destinadas a bajar los valores de venta sino a las ganancias. El avance de la empresa privada es significativo en los últimos años. La actividad promovida por los últimos gobiernos se tradujo en ejecutores calificados en promoción, construcción y venta de unidades .No obstante la oferta solo pudo ser absorbida por los sectores de mayor poder adquisitivo, por muy pocos compatriotas.

Los desafíos
En una percepción global que incluye la actividad cooperativa las circunstancias del contexto nacional inducen la necesidad de optimizar los recursos compuestos por:
Mano de obra ociosa proveniente de la disminución de actividad en la construcción.

Capacidad técnica potencial de miles de nuevos profesionales idóneos para la tarea.

Disposición (para arriendo) de máquinas y equipos junto a costos decrecientes de nuevas herramientas de uso individual.

Si bien en el evento organizado por el aniversario escuchamos que subsisten problemas en proyectos, normas y tecnologías un desafío aún mayor parece ser que el cooperativismo del siglo 21 debe adaptarse a la configuración de una sociedad distinta y dinámica, sea en la conformación familiar, formas de trabajo, movilidad territorial, relacionamiento y, consecuentemente la habitación sobre el territorio.

Proposiciones
Sin cuestionar las proposiciones fundadas de la Federación, con una amplia mirada aportamos:
En primer lugar integrar recursos existentes como los ya enumerados. Parece ocioso señalar que miles de profesionales formados en el país necesitan trabajo como también el personal y equipamiento disponible por la disminución de actividad en la construcción. Exigir subsidios a los aportes sociales del personal incorporado.

Una última proposición
Integrar disciplinas e iniciativas de trabajo y actividades cooperativas independientes o complementarias al emprendimiento edilicio dando continuidad al proyecto social. En tanto los cooperativistas asumen nuevos roles, cambian de aporte. Entonces la mano de obra proveniente de la construcción, las nuevas tecnologías y sistemas alternativos se podrán incorporar sin sustituir su participación y la de su familia. Y las cooperativas seguirán haciendo historia con una vida más digna y plena entre nosotros. De la mejor historia.

 

Por el Arq. Luis Fabre
La ONDA digital Nº 776 (Síganos en Twitter y facebook) 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: