Sabalsagaray: en mayo
nuevas investigaciones

por Raúl Legnani

El juez penal de 10º Turno, Rolando Vomero, resolvió hacer lugar al pedido de "inspección ocular" del calabozo Nº 3 del Batallón de Comunicaciones Nº 1, donde encontraron sin vida a la militante comunista Nibia Sabalsagaray, en 1974.

 

El magistrado hizo lugar al pedido que en setiembre de 2007 le realizó la Junta Médica del Instituto Técnico Forense (ITF) y resolvió que concurrirá al Batallón para realizar la inspección ocular del calabozo, un hecho que podría sustanciarse en la primera semana de mayo.

 

La Junta Médica del ITF recomendó realizar la inspección ocular del predio donde encontró la muerte Sabalsagaray, así como una "autopsia psicológica" que determine si la militante de la UJC era una persona "proclive al suicidio", que ya fue remitida al despacho del juez Vomero, indicaron las fuentes.

 

 

 

"Me salvó la muerte de Nibia"

"Cuando estaban pateándome en el suelo escucho una voz que dice '¡paren, paren, que no se nos vaya la mano como se nos fue con la muchacha el otro día!'", recuerda el maestro Carlos Morena, quien fuera torturado en el cuarto piso de Cárcel Central el 3 de julio de 1974, al recordar aquellos días de cautiverio.    

 

"Ahí se para la paliza que había empezado feísima --yo ya estaba en el suelo--, pero por eso zafamos y nos salió barata, creo que lo que me salvó fue la muerte de ella", agrega.

 

Morena fue detenido junto a otros estudiantes de magisterio, por haber firmado una carta que reclamaba mejoras en el Instituto Normal de Canelones. Su casa, además, fue asaltada "por 19 funcionarios de las Fuerzas Conjuntas", recuerda. La represión contra estos estudiantes de magisterio ocurrió pocos días después de la muerte de la profesora Nibia Sabalsagaray. En esas semanas no hubo en el Uruguay otra muerte de un militante político en dependencias militares o policiales. Decimos más: en 1974 no murió una sola mujer en prisión, salvo Nibia. No cabe dudas: "la muchacha" era Nibia Sabalsagaray. Tanto Morena, como el maestro Felipe Machín, están dispuestos a ir a la Justicia a declarar.

LA ONDA® DIGITAL

© Copyright 
Revista
LA ONDA digital