Presione aqui para ver el pronóstico meteorológico de Montevideo

Que Lula devuelva parte del territorio
uruguayo, "que es nuestro, que por legítimo
derecho nos corresponde

Diputado Fernando Araújo

El diputado herrerista por el departamento de Rivera, Fernando Araujo, quien fuera vice ministro de Deportes, reclamó en la Cámara de Diputados que Brasil devuelva a nuestro país el Rincón de Artigas y la Isla Brasileña. Lo que sigue es la intervención del legislador nacionalista ante sus pares en la cámara baja.

A partir del próximo 1º de enero próximo será nuevamente una bandera del Partido Nacional que seguiremos impulsando hasta que se nos devuelvan esos territorios que pertenecen a nuestro país.

Como es notorio, Brasil acaba de finalizar su elección presidencial. Bajo la consigna "Por un Brasil decente", luego de perder tres elecciones seguidas, Luiz Inácio "Lula" da Silva fue electo Presidente de esa poderosa nación.

Como nacionalistas que somos, no salimos a festejar dicha victoria ni alentamos fantasmas de eventuales fracasos: es un tema de los brasileños y punto. Entonces, saludamos la libre expresión del pueblo hermano, alegrándonos, además, de que la práctica libre y el pacífico tránsito de distintos partidos en el poder pase a ser casi una constante; esperemos que se mantenga en nuestra América Latina.

En los automóviles de muchos uruguayos en la zona de frontera -y, para mi sorpresa, también aquí en Montevideo- vimos ese adhesivo con la fotografía del Presidente electo, que decía: "Votemos por un país decente" o "Quiero un país decente", haciendo referencia al candidato Luiz Inácio "Lula" da Silva. Es obvio que algunos de nuestros compatriotas tienen la sincera esperanza de que ese mensaje de honestidad sea sincero y que realmente se confirme en los hechos. Nosotros también. Por otra parte, es alentador que un Presidente electo bajo esa consigna haya tenido el apoyo mayoritario de tantos millones de habitantes de su país.

La palabra "decencia" es sinónimo de buenas costumbres, de honradez, de dignidad, de integridad, de virtud, de vergüenza. Ser decente es un estilo de vida. No se puede ser decente a medias. Saludamos, entonces, que un Presidente haya sido electo bajo esa consigna. ¿Por qué decimos esto? Lo decimos como nacionalistas, como orientales, porque hemos visto que sucesivos Gobiernos del Brasil se han negado siquiera a tratar el reclamo que nuestro país ha hecho acerca de la soberanía del Uruguay en el mal denominado Rincón de Artigas. Se trata de una franja del territorio nacional, de aproximadamente 25.000 hectáreas que pertenecen a nuestro país.

No es un mero reclamo que pueda ameritar dos interpretaciones. Se trata simplemente de hacer cumplir los tratados con el Brasil. Ni siquiera se trata de poner en duda los tratados del año 1851, verdadera vergüenza nacional que realmente todos aborrecemos. No es que los estemos cuestionando; estamos pidiendo que se analice nuevamente lo que fue un error en la etapa de demarcación en cumplimiento de un tratado. Que se corrija y se devuelva esa parte del territorio nacional, que es oriental, que es nuestro, que por legítimo derecho nos corresponde. Lo mismo ocurre con la llamada Isla Brasileña, que también es parte del territorio nacional.

Frente a los graves problemas que aquejan al país, muchos se preguntarán si será oportuno tratar este asunto. Yo me permito abusar por unos instantes del tiempo de que dispongo, para recordar una célebre sesión en la Cámara de Representantes en la que Héctor Martín Sturla, en el año 1988, instalaba este tema en el Parlamento. Sturla citaba a Wilson en el año 1972, quien expresaba: "Hay cosas que es preciso defender, simplemente, porque son la dimensión física de la patria y no está en nuestras manos, ni aunque lo quisiéramos, ceder parcela de nuestro territorio. Naturalmente que ni por ley, el Uruguay puede disminuir su magnitud física, porque el suelo es de la patria eterna, ni siquiera es de los de antes, ni de los de ahora ni de los de después. Eso es lo que tiene que durar y que desaparece el día que una comunidad pierde la conciencia fervorosa de que es, meramente, depositaria de algo que le pertenece y que tiene que custodiar como cosa sagrada".

Y continuaba Sturla: "Algunas personas nos han preguntado" -lo mismo que ahora- "qué sentido tiene esta preocupación", cuando el Uruguay tiene problemas de bajos salarios, de desocupación o de otras grandes tragedias que animan al país. "¿Qué sentido tiene" -decía Sturla- "que nos preocupemos por veinticinco mil hectáreas?". "¡Qué me importa!", decía Sturla, "que sean veinticinco mil, doscientas cincuenta o dos hectáreas y media. Lo importante es que la nación deja de ser tal cuando estas cosas le dejan de interesar, cuando le da lo mismo.- Nuestro partido -y asumo aquí no su representación, pero sí el sentimiento que estoy seguro anima a toda la bancada de legisladores que aquí estamos presentes- nació por eso. Tal vez esta sea una de sus principales razones de existir. Desde estas bancas, nosotros, quienes nos han precedido y quienes nos sucedan siempre dijeron y dirán lo mismo, porque eso es el Partido Nacional".

Las palabras de Sturla nos eximen de mayor comentario. Pido a los señores legisladores que recurran a los Diarios de Sesiones de la Cámara de Representantes de mayo de 1988. Pero pido que se tenga en cuenta que la realidad puede haber cambiado. El Presidente brasileño fue electo bajo la consigna de "un país decente". Creámosle a "Lula", y reclamémosle todos los orientales lo que nos pertenece. Seguramente la decencia del mandatario norteño será ahora el principal aliado que todos los orientales tendremos.

En las próximas horas la bancada de Diputados del Partido Nacional seguramente estará presentando una minuta de comunicación al Poder Ejecutivo, pero de cualquier manera solicitamos que la versión taquigráfica de nuestras palabras sea enviada a la Cancillería, a efectos de que se sepa que a partir del 1º de enero próximo será nuevamente una bandera del Partido Nacional que seguiremos impulsando hasta que se nos devuelvan esos territorios que pertenecen a nuestro país. LA ONDA® DIGITAL


Contáctenos

Archivo

Números anteriores

Reportajes

Documentos

Recetas de Cocina

Marquesinas


Inicio

Un portal para y por uruguayos
URUGUAY.COM

© Copyright 
Revista
LA ONDA digital