Presione aqui para ver el pronóstico meteorológico de Montevideo

La barbarie campea en Medio Oriente
Entrevista al investigador y biólogo molecuar
Roderic Guigó**

por Carlos Zapiola

Cuando alguien como el Dr. Jorge Rosa tiene la amabilidad de enviar una carta (*) ante comentarios realizados por mí en el número 82, referidos a la situación del Medio Oriente resulta claro que el tema no pierde vigencia y que es necesario aclarar algunos conceptos manejados.

Tiene razón el Dr. Rosa en no buscar segundas interpretaciones en las palabras escritas en dicha nota. No hay en ella, sin embargo, nada que indique que crea que todo el pueblo judío, al que nunca menciono como colectivo, quiera ser impune y por tanto se haga merecedor de una condena por sus crímenes.

Baste recordar que la frase, probablemente no muy felizmente remarcada decía "Nadie puede apoyar a los que quieren ser impunes porque son o se creen pueblo elegido. Nadie puede apoyar a los que no encuentran su lugar en el mundo y se llevan con ellos a otros que deberían ser sus iguales y no consiguen verlos así".

Evidentemente no estamos escribiendo ni de todo el pueblo judío o israelí buscando impunidad, -además podríamos hacer la diferenciación correspondiente entre ambos conceptos-, ni de todo el pueblo palestino como posible suicida.

Pero lo que asombra y obligó al Dr. Rosa a escribir fue esa mención que cataloga como no voluntaria. Dice el Dr.: "Pero el segundo error, más grave, es el uso que Ud. le da al tema del pueblo elegido. No presumo en absoluto que es voluntario, pero es algo que se usa sistemáticamente para justificar el odio hacia todos los judíos".

No odio a todos los judíos, ni siquiera odio a alguno, porque el sentimiento del odio no entra en mi mente ni en mi corazón, aunque a veces este hecho sorprenda a quienes no me conocen.

Con respecto a lo de pueblo elegido vayamos a la Biblia y leamos juntos a Jeremías en la traducción al castellano que hacen Nácar y Colunga, para la edición impresa en Madrid en 1962, Biblioteca de Autores Cristianos capítulo 31, versículos 31 a 34: " Vienen días , palabra de Yavé, en que yo haré una alianza nueva con la casa de Israel y la casa de Judá; no como la alianza que hice con sus padres , cuando tomándolos de la mano los saqué de la tierra de Egipto; ellos quebrantaron mi alianza y yo los rechacé, palabra de Yavé. Esta será la alianza que yo haré con la casa de Israel en aquellos días, palabra de Yavé: Yo pondré mi ley en ellos y la escribiré en su corazón, y seré su Dios y ellos serán mi pueblo. No tendrán ya que enseñarse unos a otros, diciendo: Conoced a Yavé, sino que todos me conocerán, desde los pequeños a los grandes, palabra de Yavé; porque les perdonaré sus maldades y no me acordaré más de sus pecados".

Recordemos que Jeremías, uno de los profetas mayores recibió como misión la de vaticinar la ruina de Judá, la que sus ojos vieron, aunque recibió también el consuelo de pronosticar la futura restauración mesiánica junto, como es usual en los profetas, a la vuelta de los deportados a su tierra. El mismo será deportado a Egipto y allí sufrirá al comprobar cómo integrantes de su pueblo acogen la idolatría reinante, abandonando a su Dios. Se perderá su rastro y se ignora si murió en Egipto, volvió a Judá o se dirigió a Caldea a ayudar a Ezequiel.

La diáspora, esa constante que se dio en la historia de esas 12 tribus originales, diez perdidas, le tocó al mismo profeta.

Pero hasta aquí con estas disgresiones. Lo que sostenemos y pretendimos sostener en la nota, fue que hay, y claro que los hay, quienes piensan que por ser el pueblo elegido solamente deben responder ante su Dios. Y es a ellos que creemos que no se debe apoyar.

Para hacerlo más claro: a los que son capaces de actuar en Jenin y luego decir :"No teníamos opción, debíamos destruir muchas casas", como dijo el teniente Wolff, oficial de la reserva, quien encabezó a su batallón a lo largo de su actuación del campo de refugiados. "No podíamos ingresar a los edificios, Dado que había gente que nos estaba disparando desde dentro, no teníamos otra opción, pedimos a los bulldozers que hicieran lo que tenían que hacer".

Cuántos quedaron sepultados en las pilas de escombros y cemento simplemente no se sabe.

Wolff y otros oficiales dijeron que vehículos blindados de personal con altavoces se desplazaban por las calles para advertir a la gente que debía evacuar la zona. Un soldado dijo que el bulldozer avanzaba hasta una casa, "le daba un pequeño golpe para sacudirla, y esperaba que la gente saliera antes de derrumbarla". ¿Y cuánta gente puede haberse quedado adentro? "¿Quién puede saberlo?", dijo Wolff.

"Si había gente sepultada en las ruinas, simplemente no había forma de saberlo, Los tanques y gigantescos bulldozers habían pasado por encima de los escombros, compactándolos y recubriéndolos con polvo y lodo".

Soldados y oficiales israelíes dijeron que habían encontrado fuerte resistencia y numerosas trampas explosivas. Los soldados dijeron que había cientos de trampas en todas partes: "en cada cartón, cada caja... Había un auto que estaba lleno de explosivos", dijo uno de ellos.

Los soldados admitieron que utilizaron a civiles palestinos como escudos para desplazarse de casa en casa. "Sí, debido a los francotiradores. Si el francotirador ve a su amigo allí, no dispara", dijo un soldado.

Los israelíes dijeron que los pistoleros palestinos también utilizaban a los civiles para protegerse, al no dejarlos salir de los edificios desde los que disparaban los francotiradores.

"Todo lo que se ha publicado sobre el campo de refugiados de Jenin es mentira y no hay evidencias que lo demuestren. No hubo masacre de palestinos, no tenemos nada que ocultar", declaró a la AFP Rafi Laderman, portavoz oficial del Ejército israelí.

Sobre el estado del campamento de refugiados se puede leer lo siguiente: "Está todo destruido, es como si hubiera sufrido un terremoto. Es inaceptable, un horror que supera el entendimiento humano", declaraciones de Roed Larsen enviado de Naciones Unidas, que visitó el campo el jueves 18 de abril acompañado de miembros de la Cruz Roja y Naciones Unidas.

A esto hay que sumar las declaraciones desnorteadas de la esposa de Yasser Arafat, aceptando como válidos los atentados suicidas.

Y lamentablemente por nuestras tierras también la falta de entendimiento se hizo presente.

En el acto por la Paz, que le arrancó lágrimas a China Zorrila, sobre el final de la lectura de la proclama, el representante palestino en Buenos Aires, a pesar del interés que el ex rector de la Universidad y ahora vicepresidente del FA Jorge Brovetto tuvo, de lograr un apretón de manos con el máximo representante judío presente, no lo pudo hacer por la negativa de éste, quien argumentó que primero debían hacerlo sus líderes, para que luego el gesto fuera posible hacerlo por parte de ellos.

Lo lógico es aprovechar las oportunidades que ayuden a la paz y el entendimiento, y si es desde abajo o allá lejos, que en este caso es acá nomás, en el Paraninfo, una negativa es exactamente eso: lo más negativo que existe.

En un debate en Canal 10, el sábado 13, entre un conocido dirigente político uruguayo nacido en Egipto, Christian Mirza y el Dr. Kohn, representante del B Nai Brith, al pedirle a éste el periodista Gerardo Sotelo una frase final que ayudara a la paz, manifestó que la misma se conseguiría el día "que los palestinos amen la paz tanto como hoy odian a los judíos". La respuesta fue una lectura de la Biblia, por supuesto del Nuevo Testamento, el que no reconocen los judíos como Palabra de Dios por parte de Mirza,

Leyó el siguiente texto del Evangelio de San Lucas, capítulo 6, versículos 27 a 38: "Pero yo os digo a vosotros que me escucháis: amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen, bendecid a los que os maldicen y orad por los que os calumnian. Al que te hiere en una mejilla ofrécele la otra, y a quien te tome el manto no le estorbes tomar también la túnica: da a todo el que te pida y no reclames de quien como lo tuyo. Tratad a los hombres de la manera en que vosotros queréis ser tratados. Si amáis a los que os aman ¿qué gracia tendréis?. También los pecadores hacen lo mismo. Si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué gracia tendréis?. También los pecadores prestan a los pecadores para recibir de ellos igual favor. Pero amad a vuestros enemigos, haced bien y prestad sin esperanza de remuneración, y será grande vuestra recompensa, y seréis hijos del Altísimo, porque El es bondadoso para con los ingratos y los malos. Sed misericordioso, como vuestro Padre es misericordioso. No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; absolved y seréis absueltos. Dad y se os dará; una medida buena, apretada, colmada, rebosante, será derramada en vuestro seno. La medida que con otros usaréis, ésa se usará con vosotros".

Por supuesto que ésta cita bíblica ojalá pueda ser escuchada y seguida por los dos bandos que endémicamente siguen enfrentados y no únicamente en Medio Oriente.

(*)La misiva del Dr. Jorge Rosa se puede leer en la sección Cartas de La ONDA Nº 83

LA ONDA® DIGITAL


Contáctenos

Archivo

Números anteriores

Reportajes

Documentos

Recetas de Cocina

Marquesinas


Inicio

Un portal para y por uruguayos
URUGUAY.COM

© Copyright 
Revista
LA ONDA digital