Presione aqui para ver el pronóstico meteorológico de Montevideo

Polémica con el dip- W. Abdala
Un golpe efectista a costa
de los uruguayitos

por Edila Prof. María Sara Ribero EP/FA

mribero@juntamvd.gub.uy

Todos estamos preocupados por la infantilización de la pobreza, uno de los problemas más serios que tiene el país. Por eso no podemos aceptar la utilización demagógica del tema que por estos días viene haciendo el diputado Washington Abdala.

En el artículo que bajo el título "Uruguayitos" publica el miércoles 3 de abril el diario "El Observador", y posteriormente en otros medios de prensa, el diputado nos da cuenta de su poco original preocupación por los niños que hacen malabarismos en los cruces con semáforos. Ante esta realidad, que el legislador parece registrar como un fenómeno nuevo, imprevisto y de recóndita causa, no se le ocurre proponer otra cosa que, lo que gracias a la iniciativa y el trabajo de mucha gente, ya está funcionando en el país: "una especie de comisión para la paz, con un formato similar","para abordar el tema de la niñez en las calles de una vez por todas, con planificación y objetivos de corto plazo".

n efecto, el diputado Abdala debería saber que existe la Comisión Honoraria de Promoción a la Infancia en Situación de Riesgo; (ley de Seguridad Ciudadana. Art.37), integrada con representantes de INAME, ANEP, los ministerios de Salud Pública, Interior y Deporte y Juventud, las intendencias, las juntas departamentales, y ONGs, quienes cumpliendo los objetivos por los cuales fue creada la Comisión, coordinan y planifican acciones.

También debería conocer el Sr. diputado la Red de ONGs de Infancia y la multiplicidad de programas que se desarrollan por parte de instituciones públicas y/o privadas, ONGs, organizaciones sociales/ barriales/ culturales, etc, que con la dedicación anónima de mucha gente especializada, trabajan con los niños en situación de pobreza y desamparo.- El diputado sostiene que: "los institutos especializados, como el INAME, tienen tantos problemas estructurales que plantearles algo fuera de la agenda curricular parece casi una locura. "Debiera saber que el INAME tiene excelentes programas para niños en situación de calle, varios de ellos llevados adelante por técnicos y profesionales del Iname y un gran número de funcionarios públicos; que el Plan CAIF es una exitosa experiencia acosada por los recortes presupuestales; que el CECAP, programa para jóvenes desertores de la enseñanza formal, también encuentra esos escollos pese a ser lo mismo que el anterior buen ejemplo de política de prevención; que hay ejemplares organizaciones no gubernamentales desarrollando programas -por ej. con la Intendencia Municipal de Montevideo y su programa "Nuestros Niños"- que también actúan coordinadamente con otros organismos del Estado y privados.

Y, en todos los casos hay gente cuyo contacto con los niños no se hace a través del parabrisas de un auto, sino mediante una gran dedicación -anónima y muchas veces honoraria- por parte de profesionales y militantes sociales, de los cuales el diputado Abdala podría aprender bastante acerca de la condición de la niñez en el Uruguay. Me permito recomendarle la lectura del libro " Panorama de la Infancia y la Familia en el Uruguay" de Katzman y Filgueira.

La demagógica "propuesta" del sr. legislador es, también, un intento de justificar la orientación económica y social que ha contribuído poderosamente a que hoy casi la mitad de los niños nazca en hogares pobres. Claro que hay que "recuperar los perfiles del Uruguay homogéneo del que tanto nos ufanamos", como lo reclama Abdala. Pero, ¿por qué se ha roto ese Uruguay homogéneo? ¿Por qué cada día se agranda la marginalidad? ¿Por qué sigue creciendo el número de niños que mendigan? ¿Es acaso porque no hay voluntad de coordinar acciones, o por la ausencia de programas específicos, o porque éstos no son adecuados? ¿O es en cambio, porque hay causas de fondo que no se han combatido y porque los excelentes programas concretos (coordinación incluida) no pueden desarrollarse más por falta de recursos?

Es más fácil (y demagógico) hablar de "los problemas estructurales" de los institutos especializados que votarles lo recursos que necesitan y merecen. Finalmente el diputado Abdala, quien después de tanto tiempo se da cuenta de que vamos camino de la "desintegración social", diluye sus propias culpas afirmando que "todos tenemos responsabilidad" en la generación de esta situación de la niñez.

"Librar la batalla por la integración social sobre bases de equidad es mucho más costoso y difícil que prevenirla. Las carencias materiales se pueden llegar a solucionar con obra de infraestructura, políticas de empleo o beneficios sociales; pero modificar los hábitos y los comportamientos de los individuos requiere de un trabajo tan caro como de dudosa eficacia. Por este motivo deben desarrollarse, por un lado medidas preventivas, así como otras que operen como limitantes a la desintegración social", nos dice Katzman.-

Aunque gratuita e injustamente, Abdala acuse de "miserables" a quienes hemos criticado la orientación neoliberal y la de aquellos gobiernos que no han sabido prevenir y revertir este terrible proceso de infantilización de la pobreza, que es uno de los principales motores de la desintegración social, no todos tenemos la misma responsabilidad, o la misma culpa, que es a lo que hace referencia el legislador. Cuando él vota los recortes que sufrirá el Plan CAIF, por ejemplo, no se ubica en el mismo nivel de responsabilidad de aquéllos que dan todo de sí para que esa iniciativa pueda desarrollarse cada vez más.

El diputado Abdala podrá experimentar una sincera angustia a través del parabrisas. Pero debería hacer algo más por los niños uruguayos tras descender de su auto e ingresar en el recinto parlamentario: allí su voto podría contribuir a cambiar estas cosas.- LA ONDA® DIGITAL


Contáctenos

Archivo

Números anteriores

Reportajes

Documentos

Recetas de Cocina

Marquesinas


Inicio

Un portal para y por uruguayos
URUGUAY.COM

© Copyright 
Revista
LA ONDA digital