Del 4/12/00  al  17/12/00
Montevideo Uruguay


Portada                     

Vicente Fox, un presidente con las botas puestas
México entró en la modernidad

por Ponciano Arriaga

Con la ausencia del presidente Bill Clinton y la presencia de Fidel Castro, Vicente Fox asumió la presidencia de México, el país con mayor población de habla hispana del mundo.

Por primera vez en 71 años el país azteca será gobernando por un presidente que no surge del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que construyó una sociedad basada en la idea del Estado- Partido como regulador y gestor de fuertes expresiones corporativas.

A pesar de que Fox es un hombre con las botas puestas, se dice que nunca lo han visto vestir zapatos, se encontrará con un país que reclamaba a gritos el fin del dominio del PRI, pero que a la vez no está acostumbrado a que las acciones del Estado se desarrollen en un marco de transparencia.

Junto a este problema que deberá encarar con energía e inteligencia para ir desmontando paulatinamente el aparato y la cultura priísta, Fox ha dado una contradictoria señal a Estados Unidos al designar cono Canciller al izquierdista Jorge Castañeda, un viejo e inteligente rival de los rubios del norte.

Fox, un empresario conservador y de raigambre católica - estudió en colegios jesuitas- , se ha transformado en el líder de los sectores más jóvenes de la sociedad mexicana, cansados de la corrupción y el autoritarismo del PRI. Esta contradicción entre lo que es Fox y lo que aspiran sus votantes, puede ser otro de los cuellos de botella de un gobierno que nace sin experiencia y con apoyos contradictorios.

A nivel mediático ya dio señales claras, cuando antes de asumir acudió a la basílica de la Virgen de Guadalupe y luego desayunó con niños marginados, dos compromisos asumidos en la campaña electoral.

Ya con la banca presidencial, Vicente Fox, lanzó señales de guerra a la corrupción al afirmar que :los grandes corruptos del pasado, del presente y del futuro rendirán cuentas, no habrá para ellos borrón y cuenta nueva, no habrá piadoso olvido para quienes delinquieron".

A la vez el novel presidente de los Estados Unidos Mexicanos lanzó una clara señal hacia el sub comandante Marcos, cuando afirmó que " en Chiapas serán las acciones, no las palabras huecas el eje vertical de una nueva política federal y presidencial que conduzca a la paz".

Y para ser más preciso agregó que los indígenas "tendrán una oficina al lado de la Presidencia, porque no queremos intermediarios sino diálogo directo con ellos". De inmediato retirò unos kilómetros a las fuerzas militares apostadas en Chiapas.

En el plano de la economía, este hombre de 58 años de edad y con aspecto de ganadero de Estados Unidos, se comprometió a no privatizar la petrolera Pemex y tampoco el ente estatal de la electricidad.

Sobre la educación dijo que será la columna vertebral del desarrollo, se comprometió a elevar su presupuesto y que no privatizará las universidades estatales.

Desde el pasado 1ero de diciembre México ha entrado en una nueva modernidad de su democracia, donde parece abrirse el camino del cambio de los partidos en el gobierno. Hasta ahora ésta es la única certeza. LA ONDA® DIGITAL


Inicio       Portada

© Copyright  Revista LA ONDA digital
Diciembre 2000

laonda@adinet.com.uy