Del 4/12/00  al  17/12/00
Montevideo Uruguay


Portada                     

Los países desarrollados sacan ventajas de las
inversiones y el comercio

La economía mundial acrecienta
la diferencia entre los países

por Juan González Alvarez

En la última semana de noviembre del 2000, estuvo de visita en Montevideo el embajador Rubens Recupero, Secretario General de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo ( UNCTAD). Recupero tuvo una nutrida agenda en Uruguay, siendo recibido por el Presidente de la República, Dr. Jorge Batlle, y los Ministros de Relaciones Exteriores, Economía, Industria, Energía y Minería y además participó de la " Segunda Conferencia Anual sobre Solución de Disputas en la Organización Mundial del Comercio y el Mercosur".

En el informe sobre Comercio y Desarrollo 2000, Ricupero alerta sobre la economía mundial y señala que " dos grandes fuerzas económicas rivalizan en el mundo por atraer su atención. Por una parte la promesa de una nueva economía sustentada en las tecnologías de la información y la comunicación entusiasma a los responsables de las políticas económicas, incluidos los de los países más pobres del mundo. Por otra,- precisa-, la creciente inestabilidad e incertidumbre que van unidas a la mundialización les ha dejado profundamente preocupados por el impacto de las perturbaciones financieras en las perspectivas de crecimiento de sus países."

Para Recupero, " hasta ahora el principal ganador han sido los Estados Unidos porque " la difusión de las nuevas tecnologías ya ha mejorado su potencial de crecimiento, pero las crisis financieras que se han producido en los mercados emergentes también han ayudado a sostener un crecimiento rápido de la economía estadounidense al verse atraído el capital hacia este refugio seguro y al haber contribuido unas importaciones baratas a contener la inflación".

El Secretario General de la UNCTAD sostiene que el impacto de las nuevas tecnologías ha sido mucho menor en Europa y Japón y considera que en los países en desarrollo " la mayoría de las empresas han sacado muy poco o ningún provecho de ellas hasta el momento y esta brecha digital inquieta cada vez más a los responsables de las políticas económicas".

Agrega que las disparidades de las tasas de crecimiento entre los países del mundo industrializado y un dólar fuerte han originado " desequilibrios comerciales cada vez mayores al haberse convertido los Estados Unidos en ‘ comprador de última instancia’ para la economía mundial."

La fragilidad que aqueja a las corrientes financieras se ve agravada por la " furia por las fusiones y adquisiciones transfronterizas que ha ayudado a inflar la burbuja financiera mundial en el mercado de los valores tecnológicos, cuyos precios han subido mucho más deprisa que la productividad, incluso en los Estados Unidos".

Los desequilibrios mundiales

Durante el año 1999, la economía mundial dio un giro positivo que alejo los temores de que fuera a caer en una recesión, según Ricupero.

Se registró un crecimiento vigoroso acompañado de un aumento del comercio mundial y de una serie de acontecimientos únicos e inesperados que fortalecieron la economía.

El caos que se creía originaría el problema informático del año 2000 y los costos que iba a entrañar resultaron exagerados. Los gastos que efectuaron las empresas en todo el mundo para evitar posibles daños aportaron una inyección masiva de dinero en la economía mundial entre el 1 y 2% del PBI mundial.

Las fuertes subidas del precio del petróleo, dieron un estímulo inesperado a la economía rusa, permitiéndole obtener un crecimiento moderado cuando casi todo el mundo esperaba que se acentuara la recesión.

La economía estadounidense siguió su marcha adelante, desafiando toda previsión y creciendo muy por encima de lo que se podía pensar era su potencial de crecimiento a largo plazo.

Según el informe sobre Comercio y Desarrollo, en América Latina la situación empeoró aún más en 1999 y ese año el crecimiento del PBI por habitante disminuyó por primera vez desde 1990. No obstante, se especifica que hubo profundas diferencias entre unos países y otros. México obtuvo un crecimiento relativamente alto, gracias a los lazos comerciales cada vez más estrechos con Estados Unidos y lo mismo ocurrió con algunos pequeños países de América Central y el Caribe. Brasil pudo capear la tormenta financiera con sorprendente holgura para los economistas mientras que la vinculación de la moneda Argentina con el dólar asestó un golpe mucho más duro a la economía real y el producto nacional disminuyó en más de un 3%.

El desafío de la región sigue siendo " encontrar la forma de liberarse de una excesiva dependencia de los recursos de procedencia exterior".

Las inversiones extranjeras directas en el mundo superarán el billón de dólares

Las empresas transnacionales no financieras podrían llegar a invertir más de un billón de dólares en forma directa en la economía mundial, según el informe sobre Las Inversiones en el Mundo 2000: Las fusiones y adquisiciones transfronterizas, preparado por la UNCTAD.

El informe concluye que las compañías se compran y se venden internacionalmente a una escala sin precedentes.

Las entradas de inversiones extranjeras directas en los países en desarrollo llegaron a 208.000 millones de dólares y en los países desarrollados superaron ya los 636.000 millones de dólares.

Las empresas transnacionales son hoy unas 63.000 y cuentan aproximadamente con 700.000 filiales extranjeras que abarcan , prácticamente, todos los países del mundo y representan un fuerza formidable en la economía mundial.

De estas empresas, las 100 mayores controlan más de 2 billones de dólares en activos y emplean a 6 millones de personas en filiales extranjeras y se constituyen en las principales impulsoras de la producción internacional.

El Reino Unido se convirtió en el principal inversor en el exterior en 1999 con 199.000 millones de dólares, por delante de los estados Unidos. El principal receptor de inversiones continuó siendo Estados Unidos que con las grandes operaciones de fusiones y adquisiciones lograr captar 276.000 millones de dólares, casi la tercera parte del total mundial.

En América Latina y el Caribe las inversiones aumentaron fuertemente rebasando los 90.000 millones de dólares.

La mayoría de las 50 privatizaciones más importantes del mundo en el período 1987-1999 se realizaron en países en desarrollo, según el informe. En 1999, Argentina ocupaba el primer lugar con un volumen de 16.000 millones de dólares.

El ranking de empresas

De las empresas transnacionales, en 1998 General Electric continuaba ocupando el primer lugar seguida de General Motors, Shell Royal Dutch. Ford Motor Company, Exxon Corporation, Toyota, IBM, Bp Amoco, Daimier- Benz, Nestlé SA, Volswagen Group, Unilever, Suez- Lyonnaise des Eaux, Wal Mart Stores, ABB, Mobil Corporation, Diageo Plc,Honda Motor Co.Ltd, Siemens AG, Sony Corporation, Renault SA, News Corporation, BMW AG, Mitsubishi Corporation y Nissan Motor Co. Ltd. ( Fuente UNCTAD/ Base de Datos de la Universidad Erasmus).

Casi 90 de las 100 empresas tienen su sede en una tríada de la Unión Europea, Japón y Estados Unidos. En los últimos nueve años 57 de las 100 empresas han seguido figurando en el ranking y el predominio por sector se destaca automóvil, exploración y distribución de petróleo y equipo electrónico y eléctrico. El informe destaca que las compañías de servicios públicos y telecomunicaciones ganan terreno mientras que disminuyen las empresas del sector farmacéutico y químico pasando en la lista de 13 a 8. LA ONDA® DIGITAL


Inicio       Portada

© Copyright  Revista LA ONDA digital
Diciembre 2000

laonda@adinet.com.uy