Primera revista electrónica de reflexión y análisis 


Nº 17

Del 16/10/00  al  29/10/00
Montevideo Uruguay


Portada                      

Una reflexión de Agustín Canzani, de Equipos-Mori
Los grandes jugadores dela política son pocos
y no están en el Parlamento

"Perspectivas sobre la modernización del Poder Legislativo", es un reciente libro de la Presidencia de la Cámara de Representantes. LA ONDA transcribe parte de la exposición del sociólogo Agustín Canzani, de Equipos-Mori y algunos datos estadísticos obtenidos por esa empresa.

"En mi opinión, el Parlamento es una institución cuya imagen pública puede explicarse al menos por cuatro tipos de factores o interpretaciones distintas. Primero - enumera Canzani- el tipo de temperamento político del país. Revisando trabajos que habíamos hecho hace seis o siete años en un estudio sobre imagen del Parlamento que tuvimos oportunidad de presentar aquí, veíamos que en términos generales la opinión pública uruguaya, cuando evalúa gestiones, es relativamente crítica y dura respecto a buena parte de ellas.

En Uruguay estamos sorprendidos, porque un 50% o 51% de la población apoya la gestión del Presidente. El Presidente de Chile, Carlos Lagos, que fue apoyado por un porcentaje más o menos parecido al que obtuvo nuestro presidente Jorge Batlle, tiene un 68% de aprobación. Esto no es casi pensable en Uruguay, en el corto plazo. Esto sucede de la misma manera con buena parte de las instituciones, cargos, y roles políticos nacionales.

El segundo elemento tiene que ver con el tipo de expectativas por el desempeño. Luis Eduardo González también refirió a ello en su intervención. Hay hipótesis de ineficiencia o de desconocimiento. Hemos hecho estudios donde encontramos que las cosas que la gente asignaba como tareas u obligaciones al Parlamento eran extremadamente variadas y que el principal indicador por que suele juzgárselo es de productividad que no necesariamente tiene que ver con la cantidad de leyes que se aprueban, sino que está relacionado con la capacidad de aprobar leyes que resuelven problemas en corto plazo; esto es mucho más complicado e implica realmente un fuerte desconocimiento de la función parlamentaria.

Sin embargo - comenta Canzani- , hay otra parte que seguramente tiene que ver con lo que me animo a llamar el nivel de concentración del poder político en Uruguay. En una opinión personal, considero que en los últimos diez años se ha vivido un proceso creciente de concentración del poder político en liderazgos político-partidarios que son muy fuertes; dicho en otros términos, hay pocos grandes jugadores y que el Parlamento no es en realidad una arena política en el sentido estricto de disputa, de controversia, de acuerdo entre grupos, sino que resulta una escenografía, mientras que lo importante está pasando en otro lado. Este es un punto que me parece necesario tener en cuenta porque los indicadores comparativos son contundentes.

Finalmente, el último punto relativo a lo que puede llevar a explicar la imagen pública de la institución parlamentaria es la capacidad efectiva de tener una política comunicacional adecuada. Cuando uno se refierere a una política comunicacional adecuada no deberá considerarse como una política publicitaria.

La impresión que uno tiene es que las políticas comunicacionales de las organizaciones no jerárquicas son habitualmente muy complejas; en todo caso, lo son. Por otra parte el Parlamento no es una organiación típicamente jerárquica sino, una Asamblea, por lo que potencialmente cuenta con múltiples comunicadores que pueden tener intereses diversos. Por ello la posibilidad de articular una política comunicacional realmente resulta complicado.

Pero en otros países se ha tenido la experiencia de transmisión de información del parlamento a la sociedad que, por lo menos, ha influenciado de manera positiva el grado de valoración que efectivamente se tenía", concluyó Agustín Canzani.

Algunos datos del estudio de Equipos-Mori (1997)

* Para el 57% de los uruguayos hay "mucha o bastante confianza" en la Iglesia, siendo ésta la institución que está en primer lugar en confianza. El Parlamento está en sexto lugar con el 45%.

* El 45% de los uruguayos considera que el gobierno es quien tiene el mayor poder. El Parlamento está en el noveno lugar, con el 8%.

* Una visión comparativa en Latinoamérica, muestra que la mayor confianza en el Parlamento está el Chile y Honduras con el 54%, seguidos de El Salvador con el 49% y después Uruguay con el 45%.


Inicio       Portada

© Copyright  Revista LA ONDA digital
Octubre 2000

laonda@adinet.com.uy