Primera revista electrónica de reflexión y análisis 


Nº 17

Del 16/10/00  al  29/10/00
Montevideo Uruguay


Portada            

La opinión de Roberto Etcheverry Delmonte,
secretario general de APU

La responsabilidad y rigor al dar la noticia,
determinará el éxito o fracaso de un proyecto periodístico

Roberto Etcheverry Delmonte, es secretario general de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU). Actualmente se desempeña en la agencia de noticias AFP y conduce un programada de televisión en Canal 5. También ocupó la secretaría de prensa de la presidencia de la República durante la gestión del Dr. Luis Alberto Lacalle, cargo al que accedió por su profesión.

"El éxito o el fracaso de un proyecto periodístico radica en la responsabilidad del emisor de la noticia, eso vale para el nuevo periodismo que incursiona a través de la Internet y para los medios tradicionales como la prensa, la radio y la televisión", opinó Roberto Etcheverry Delmonte, secretario general de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU).

En diálogo con LA ONDA, Etcheverry dijo que "la responsabilidad y el rigor a la hora de dar una noticia determinarán el éxito o fracaso de cualquier iniciativa periodística". Sostuvo que el nuevo periodismo en Internet es algo que va creciendo y "tendrá que ajustarse a la nuevas prácticas, como uno lo hace a nivel sindical, ante las nuevas realidades del mercado, al igual que en lo académico y ante las nuevas tecnologías y métodos. También en este tema habrá que elaborar respuestas acordes a nuestro tiempo".

"Creo que de todas maneras la decantación se producirá cuando cada uno aprecie y sepa dónde está, el rigor y la verdad, en cualquier información que se pueda recoger por parte de los periodistas", afirmó.

Etcheverry, que actualmente se desempeña en la agencia de noticias AFP y conduce un programada de televisión en Canal 5, recorrió todas las formas de periodismo a lo largo de sus 58 años y "sólo me está faltando Internet", dijo. "A mi el periodismo que me ha dado mayor satisfacción - explicó - ha sido la agencia internacional de noticias, porque es la que exige mayor severidad, es información que, naturalmente, tiene que ser comprendida en cualquier lugar del mundo. Ahí es donde uno puede desarrollarse y exigirse al máximo en esta profesión".

Pese a esta afirmación Etcheverry dice que "la que más quiero es la radio, porque es la más compañera, y en donde el retorno se siente muy rápido". Etcheverry también ocupó la secretaría de prensa de la presidencia de la República durante la gestión del Dr. Luis Alberto Lacalle, cargo al que accedió por su profesión y no por la política. "Puede llevar adelante cosas, otras no. Fue muy importante", recuerda.

"Yo creo que nosotros debemos ocupar, como profesionales, los lugares en donde se no llaman y donde se necesitan periodistas. Cuando gobierno, actividad privada, organizaciones sociales, etc, convocan a periodistas para llevar a la práctica su experiencia profesional es un desafío, que indudablemente uno tiene la obligación de llevarlo adelante, obviamente hasta que los tiempos digan o las condiciones puedan exigir un paso al costado", opinó.

Durante la entrevista Etcheverry destacó el papel de la Asociación de la Prensa Uruguaya "desde 1996, cuando se puso en movimiento una corriente de colegas que propició un cambio sustancial, porque los sindicatos tienen que estar modernizándose todos los días".

"Hay un objetivo que es la defensa de los trabajadores, pero hoy las reglas han variado de tal forma que nos exigen otros comportamientos, otras actitudes, porque tenemos nuevos problemas. Hoy no tenemos tampoco el poder respuesta que tenías en los años 60, es decir que hoy hay que analizar el tema profundamente y tomar las medidas acordes de las circunstancias", explicó "Hoy - agregó - se ha practicado de hecho un avasallamiento de las conquistas laborales de los trabajadores que durante decenas de años se han ido gestando. Hoy de un plumazo la desregulación ha operado de hecho. Eso nos debe hacer reflexionar a todos".

La Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) tiene unos 700 cotizantes afiliados, un número importante, si se tiene en cuenta que sólo los sindicatos de la actividad pública y los gremios de los trabajadores bancarios sobrepasan esta cifra en Uruguay.

"Debemos reflexionar hoy, si existe norte-sur, este-oeste, capital-trabajo, o globalizadores y globalizados. Hoy estamos viviendo eso", concluyó. LA ONDA® DIGITAL


Inicio       Portada

© Copyright  Revista LA ONDA digital
Octubre 2000

laonda@adinet.com.uy