Primera revista electrónica de reflexión y análisis 


Nº 17

Del 16/10/00  al  29/10/00
Montevideo Uruguay


Portada                      

Carta abierta de los docentes e investigadores
de la Facultad de Ingeniería
Para enfrentar los problemas nacionales es necesario
contar con los más altos niveles del conocimiento

Montevideo, 28 de Septiembre de 2000.

Conciudadanos;

La Universidad de la República fue creada por la sociedad uruguaya para incorporar a su medio el conocimiento universal y contribuir a él. Esto se logra a través de la formación de personal calificado, la contribución a la solución de los problemas relevantes de la sociedad, y necesita como elemento esencial la investigación. Es sólo la investigación, base de una enseñanza actualizada y de una actividad de extensión fructífera, la que permitirá enfrentar los problemas nacionales en términos de los recursos nacionales y al más alto nivel del conocimiento internacional.

Estos objetivos, con los que fue creada la Universidad de la República, son condición necesaria para aspirar a una verdadera independencia como nación. Esto se refiere no sólo a los aspectos técnicos o económicos sino también al campo de la cultura, del pensamiento y de la propia idiosincrasia.

Para cumplir sus funciones al nivel requerido es preciso conocer con detenimiento la enorme producción científica, técnica, artística, etc. que el mundo genera en forma cada vez más vertiginosa. Una verdadera comprensión de esta información exige su estudio con detenimiento a fin de poder distinguir, aplicar y desarrollar lo trascendente. Necesitamos entonces profesores dedicados enteramente a su trabajo. Consecuentemente, mantener y desarrollar este personal altamente calificado necesita condiciones objetivas que le permitan dedicarse a esa tarea: laboratorios, bibliotecas y esencialmente un salario digno y estable.

La Universidad tiene personal altamente calificado en algunos sectores y en otros no y debe desarrollar también éstos últimos. Formar a un Profesor altamente calificado es un proceso que lleva en general muchos años y que trasciende largamente la obtención de títulos de postgrado. La inversión que en estos Profesores ha hecho el país es muy importante y ha exigido el esfuerzo de varias generaciones que entre otras cosas han creado la tradición de respeto por estos valores académicos, condición necesaria para motivar la vocación y entrega que dicha tarea requiere.

En los últimos años hemos asistido a reiteradas instancias como la actual en las cuales de manera sistemática se han retaceado los recursos presupuéstales. Como consecuencia se ha provocado el alejamiento de la Universidad y en ocasiones del país de muchos jóvenes Profesores de gran talento, en una sangría creciente que ineluctablemente provoca una disminución de la calidad académica de nuestra Universidad. Las perspectivas del presente proyecto presupuestal enviado por el Poder Ejecutivo constituyen un panorama para los próximos 5 años que provocará sin dudas una aceleración de este proceso degenerativo.

Queremos señalar esto de manera más gráfica. Hoy el salario mensual nominal de un Profesor Adjunto (grado 3) con 40 horas semanales de dedicación, que son el futuro de la Universidad, es de 9075 pesos. Estamos hablando de un salario neto de alrededor de 3.50 dólares la hora. Es una tasa horaria similar o inferior al pagado hoy en el Uruguay por muchos trabajos no calificados. Más allá de los números, es muy claro el mensaje que el país está enviando a estos jóvenes talentos.

El país debe saber qué significa esto para el futuro. Muchos cargos de Profesor hoy ocupados por personal en condiciones de cumplir los objetivos mencionados, serán ocupados por personas sin las competencias necesarias, y la experiencia indica que cuando la mediocridad ocupa ese espacio, se reproduce y es muy difícil hacerla retroceder de esas posiciones. Habrá que pensar en un periodo de varias generaciones para revertir esta situación. Una Universidad así constituida va a transmitir esta mediocridad a la sociedad por mil canales: no sólo habrá menor producción científica o artística, habrán también profesionales peor formados y contribuyendo a una cultura cada vez más dependiente. En esas condiciones la Universidad no podría cumplir los propósitos para los cuales fue creada por la sociedad uruguaya. Esto sin dudas agudiza los riesgos a los que está sometida la soberanía nacional.

Preservar la soberanía exige, entre otras cosas, tener una población instruida y crítica, con capacidad para incorporar los conocimientos del mundo, con capacidad de discernimiento en medio del torbellino científico-tecnológico, cultural y ético en que vivimos.  LA ONDA® DIGITAL

A. Piria

Gabriel Eirea

Liliana Borzacconi

Adela Pellegrino

Gabriel Gómez

Lucía Lewowicz

Alejandro Romanelli

Gerardo Rodriguez

Luis Vazquez

Alicia Abal

Gonzalo Abal

M. Cerminara

Alicia Canetti

Gonzalo Casaravilla

M.A. Rodriguez

Alicia Fernández

Gonzalo Perera

Marcelo Bertalmío

Alvaro Giusto

Gregory Randall

María  Viñas

Alvaro Pardo

H. Enrich

Michel Hakas

Alvaro Tasistro

Héctor Cancela

N. Guelman

Alvaro Tuzman

Héctor Gomez

Nora Szasz

Ana Vizcaya

Héctor Korenko

O. Gil

André L. Fonseca de Oliveira

Horacio Failache

Ofelia Vieitez

Andres Alcarraz

Horacio Sum Goñi

Omar Barreneche

Angel Caputi

Hugo Fort Quijano

Omar Trujillo

Aníbal Sicardi

Ignacio Ramírez

Oscar N.Ventura

Ariel Moreno

Ismael Nuñez

Pablo Mazzara

Arturo Lezama

J. Piccini

Pablo Monzón

Carlos D. Luna

Javier Alonso

R. Ures

Carlos Negreira

Javier Rodriguez

Rafael Canetti

Carlos Seveso

Joaquin Goyoaga

Ramón Méndez

Cristina Cornes

Jorge Alonso

Ramón Sosa

Daniel Marta

Jorge Groisman

Raúl Ruggia

Daniel Perovich

Jorge Landinelli

Ricardo Marotti

E. Accinelli

Jorge Lewowicz

Roberto Markarian

E. Catsigeras

Jorge Rasner

Rodrigo Arocena

Eduardo Migliaro

Jorge Triñanes

Ruben Budelli

Esmeralda Mallada

José Vieitez

Sandra Kahan

F. Szechtman

Juan Casaravilla

Sebastián Fernández

Facundo Memoli

Juan Pablo Oliver

Sylvia da Rosa

Federico Lecumberry

Juan V. Echagüe

Verónica Motta

Fernando Silveira

Judith Sutz

Victor Micenmacher

Franco Símini

Julio Pérez

Wilson Fernández Luzuriaga

Gabriel Bucheli

Leonardo de la Fuente

 


Inicio       Portada

© Copyright  Revista LA ONDA digital
Octubre 2000

laonda@adinet.com.uy