publi texto Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

El voto de protesta gana también en Canadá y Guatemala

Share Button

• En Canadá se votó el pasado lunes, 19 de octubre, y en Guatemala se celebró el domingo 25 el segundo turno de las elecciones presidenciales.

2 cnadaEn Canadá el líder del Partido Liberal, Justin Trudeau, siguió los pasos de su padre, Pierre, que gobernó durante poco más de una década el país, entre 1968-79, y luego volvió al poder, por otros cuatro años, entre 1980 y 1984, justo antes de que el período neoliberal se fuera extendiendo por el mundo.

El triunfo del hijo, Justin, pone fin a nueve años de gobierno conservador, encabezado por Stephen Harper, y da vuelta al dramático resultado de hace cuatro años, cuando su partido logró apenas 34 asientos en el parlamento federal de Ottawa, de 338.

El Partido Conservador de Canadá (PCC) de Harper, que tenía la mayoría en el Parlamento, logró apenas 99 bancas en estas elecciones.

El Nuevo Partido Demócrata (NPD), de Thomas Mulcair, tercero en la disputa, tendrá 44 diputados. El Bloque Quebequense (BQ), de GillesDuceppe, ganó 10 diputados en Quebec (pero perdió las elecciones locales para los liberales) y el Partido Verde (PV) logró solo la elección de su líder Elisabeth May, en la Colombia Británica.

“Este resultado electoral es “un repudio a Harper y a su estilo de gobierno. Al elegir a los liberales de Justin Trudeau, los votantes estaban diciendo basta a tanta mezquindad en la política”, opinó Thomas Walkom, del diario Toronto Star.

Pero representó también un duro revés para el NPD, de tendencia socialdemócrata, que había logrado mejores resultados que los liberales hace cuatro años.

Estados Unidos y Rusia
Trudeau se propone recomponer las relaciones con el presidente de los Estados Unidos Barack Obama, actualmente frías. Su partido ha estado tradicionalmente cercano a los demócratas en los Estados Unidos.

Anunció también su intención de retirar los aviones de combate que Canadá envió al Oriente Medio para combatir el Ejército Islámico y de aumentar los impuestos a los canadienses de altos ingresos, reduciéndolos, al mismo tiempo, para la clase media, según su programa electoral.

Trudeau pretende estimular una economía que ha estado “anémica”, mediante un incremento del gasto público en infraestructura.

Pero, pese a esos cambios con respecto a las políticas seguidas en los últimos años por el gobierno conservador de Harper, el líder liberal criticó duramente, solo una semana antes de los comicios, la política del presidente ruso Vladimir Putin en Medio Oriente, a la que acusó de ser “peligrosa” en Europa del este; “irresponsable y dañina en Oriente Medio y “demasiado provocativa” en el Ártico.

“Canadá necesita continuar apoyando fuertemente con la comunidad internacional para enfrentar el matonismo de Vladimir Putin, habría dicho durante un acto de campaña en Toronto.

Cambios
Para Alberto Rabilotta, periodista argentino establecido en Canadá, “es muy cierto que el resultado electoral es, en primer lugar, un repudio al mezquino y casi totalitario estilo de gobierno de Harper, y para amplios sectores un rechazo de las políticas neoliberales del saliente primer ministro”.

Pero de ahí en adelante, agregó, “es poco lo que se puede adelantar sobre las políticas que seguirá el PLC de Trudeau, aunque ya dijo que abandonará el “déficit cero” e incurrirá en déficits presupuestarios para reactivar la economía y el empleo”.

En cuanto al Tratado Transpacífico (TPP), un polémico proyecto sobre el que se ha anunciado un reciente acuerdo y del cual Canadá formaría parte, Trudeau ha mantenido una actitud de prudencia. A diferencia del líder el NPD, Thomas Mulcair, que dijo que no lo firmaría, Trudeauindicó que primero quería conocer el texto (que ha sido mantenido en secreto)para discutido en el Parlamento y con los socios locales, o sea, con los sindicatos y las empresas.

“También son previsibles cambios en la política de Canadá hacia Nuestra América –dijo Rabilotta–, que habían quedado bajo la férula de los estrechos y malsanos intereses de las compañías mineras, como Barrick Gold, de las petroleras y de algunos voraces bancos”.

“Justin Trudeau difícilmente podrá mantener la política de Harper contra los gobiernos progresistas en la región”, aseguró.

 

Guatemala: Ola de indignación llevó al poder a un “antipolítico”

guatemala“La indignación tomó un camino inesperado en Guatemala”, decíaJan Martínez,analista de la situación guatemalteca. “La enorme ola de protesta social que en septiembre derribó al presidente Otto Pérez Molina y alimentó la esperanza de un cambio profundo en el país centroamericano ha entrado en modo de espera. Lejos de cristalizar en una oferta electoral, el heterogéneo movimiento que viralizó la sociedad guatemalteca se ha diluido en estos comicios presidenciales y su presencia ha quedado aletargada, casi congelada”, estimó.

Lo cierto es que solo cerca de 50% del electorado salió a votar en el segundo turno celebrado el pasado domingo, en el que el candidato del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), Jimmy Morales, logró un cómodo triunfo, con cerca de 70% de los votos, frente a su rival, Sandra Torres, exesposa del que fue presidente de Guatemala, Álvaro Colom.

Torres tampoco gozaba de las simpatías de los indignados, en opinión de Martínez. Su programa, de “fuerte impregnación socialdemócrata, no ha sabido hacerse con el timón de la protesta. ‘A fin de cuentas, tanto Morales como Torres son lo mismo. No importa quién gane, va a haber pocas diferencias y vamos a tener que volvernos a levantar’, afirmó Lucía Mendizábal, la empresaria cuya actividad en redes dio origen a la primavera del descontento”, citada por Martínez.

El primer turno electoral se celebró en plena efervescencia causada por las denuncias de corrupción que terminaron por obligar a renunciar tanto al presidente, en septiembre pasado, como a la vicepresidente del país, en mayo. Con la prisión de ambos, las protestas perdieron fuerza y el país se encarriló hacia el segundo turno electoral, abriendo un debate sobre el futuro del movimiento popular que las alimentaron.

“Ahora estamos tratando de consolidar una organización lo más sólida posible. Vamos a pasar a una fase más institucional, de activismo permanente. Sea quien sea quien gane, estaremos vigilando muy de cerca”, dijo Álvaro Montenegro, otro de los padres de la protesta, junto con Mendizábal.

Morales
Morales había ganado las elecciones generales del pasado 6 de septiembre con 1.167.030 votos (23,85%) frente a los 967.242 de Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), que quedó en segundo lugar.

Sin experiencia política ni plan de Gobierno, Morales ganó encabezando una alianza que algunos definen como “heterogénea”, integrada por militares e izquierdistas.

La crisis política y el desprestigio de los líderes tradicionales facilitó el éxito de la “antipolítica” de Morales e hizo de su falta de experiencia en ese campo su punto fuerte durante la campaña. Su programa, de apenas seis páginas, no detalla cómo cumplirá sus promesas en áreas como salud, educación y justicia.

Uno de los militares clave para su gestiónseráel teniente coronel retirado Edgar Ovalle, quien liderará los once diputados de la débil bancada de Morales en el Congreso. El ahora diputado desempeñó cargos importantesen el ejército entre 1981 y 1983, cuando se llevó a cabo una política de tierra arrasada contra pueblos indígenas.

Pero mientras se acusa a Morales de aliarse con militares responsables de graves crímenes durante la represión de los años 80, se destaca el apoyode un grupo de “intelectuales progresistas” a su candidatura.Su vicepresidente será Jafeth Cabrera, un médico que fue rector de la Universidad de San Carlos, al que define como un “hombre de izquierda”.

“Su futuro dependerá mucho de sus operadores políticos. La gran incógnita es cómo será su relación con el Congreso, porque es un ente muy poderoso, que maneja presupuesto y puede bloquear iniciativas y leyes que necesita para aplicar sus programas”, dijo el sociólogo y analista político Gustavo Berganza.
Morales y su equipo de gobierno tomarán posesión del cargo el próximo 14 de enero para un periodo de cuatro años.

Por Gilberto Lopes / escritor y politólogo, desde Costa Rica
gclopes@racsa.co.cr

La ONDA digital Nº 742 (Síganos en Twitter y facebook)

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital