publi publi Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

The Winter is Comming | Habrá que encontrar Vidriagón

Share Button

Evidentemente  el título está dirigido solo a los entendidos, pero Juego de Tronos tiene tanta difusión y publicidad que decidí usarla como herramienta de comparación. Diré como complemento que  en la última temporada el Winter ya llegó, por lo que prefiero referirme en relación a la anterior. Sobre el vidriagón y la necesidad de encontrarlo, vaya para los que no siguen la serie, es el único metal bastante raro y difícil de conseguir, que mata a los caminantes blancos, que son poco menos que indestructibles, fríos, malvados, feos y con ojos azules.

Si de ojos azules ojos azules hablamos, casualmente tenemos cerquita de nuestras fronteras a un presidente que se ajusta bastante a la descripción de los caminantes blancos. Hasta en el color de los ojos.

Dejando un poco de lado al caminante blanco y yendo al Winter is comming, podría mencionar que en muy poco tiempo y en medio del tinglado de las valijas  llenas de dólares que volaban por los muros de un convento, denuncias de corrupción y otras noticias que a esta altura ya no sorprenden a nadie, Argentina velozmente enterró su default y la reconfiguración que había logrado del noventa por ciento de su deuda. Acordó con los fondos buitres un nuevo esquema de pago, favorable para los fondos, no para el país. Se realizó entre otras,  una emisión de deuda con bonos de hasta cien años, si, cien años, de cancelación.  Quitó todos los subsidios a las tarifas públicas, energía eléctrica, gas, agua, transporte,  trasladando al consumo hogareño aumentos siderales.  Se abrieron las puertas a la importación desenfrenada, Argentina, es un país con un gran mercado interno y con industria nacional bastante poderosa que se vió desvastada por estas políticas. Quita de pensiones a discapacitados, aumento enorme de los índices de desocupación. Hablando de quitar, también quitó las retenciones a los sojeros, en fin, el caminante blanco en dos años, realizó un cambio rotundo en el mapa de la distribución de la riqueza en Argentina.

En Brasil, el otro caminante blanco, que no tiene los ojos azules pero que es feo y malo, malo muy malo, mientras usaba una justicia politizada y un parlamento con correlación de fuerzas favorables, de un plumazo destituyó a una mujer que llegó al gobierno con más de cincuenta millones de votos, que parece que era corrupta, pero finalmente la tuvieron que absolver. Se comprobó que no había nada que la comprometiera,  pero ya que estamos, se quedó sin presidencia, que la tiene el hombre malo, que parece que si le comprobaron  actos de corrupción.

Ahora bien, como nuevo capítulo de la telenovela brasileña, el principal opositor, el que marcha al frente en todas las encuestas, Lula, es procesado con nueve años de cárcel y algunos meses por tener un apartamento que no se puede comprobar que sea de él. En fin, pero saliendo de la caricatura a la verdadera tragedia, ¿que trae el Winter, que en Brasil también is comming? Las mayores reservas de petróleo encontradas en la plataforma marina de Brasil, se privatizan, es decir se extranjerizan, se lleva adelante la reforma laboral más regresiva del siglo, jornadas de doce horas, no horas extras,  flexibilidad laboral hasta límites donde a un trabajador se lo puede contratar por horas, congelamiento de presupuesto de cultura hasta por veinte años. Otra vez una brutal transferencia de riqueza, donde la gente humilde pierde en beneficio del gran capital.

Mientras tanto, por nuestros lares, los caminantes blancos pregonan gestión, gestión, eficacia, nada de ideología, otro caminante literalmente blanco, se propone salir a juntar voluntades para ir contra la inclusión financiera. Para no andar haciendo diferencias de género, una caminante blanca, bastante reciente en el uso del color, pregona a los cuatro vientos sobre la proliferación “.de idiotas informáticos”. También los evangélicos, blancos de color, desatan una ofensiva sobre derechos ganados por la sociedad. Por éstos lares, es muy claro que el Winter también is comming.

Los ciclos de las estaciones son inevitables, los cambios en las sociedades también, pero con la diferencia que los cambios no son fatalmente unidireccionales. Los procesos van hacia donde los pueblos quieren o permiten. ”El Winter” llegará tanto como la sociedad lo permita. Es cierto que la defensa y la construcción democrática se desarrolla en muchos planos. Es cierto e imprescindible no dar lugar a que se instale la corrupción en nuestro sistema. Pero, la generalidad de los procesos es lo que determina siempre, siempre, como y cuanto de democrática es la sociedad.

El Estado uruguayo,” poco  flexible” le da estabilidad a centenares de miles de trabajadores, con niveles salariales relativamente mejores que en la actividad privada. Los adalides de los “caminantes blancos” pregonan y escandalizan por el exceso de empleados públicos.

Me pregunto si los empresarios exitosos, cuando esos mismos empleados públicos van a sus negocios en sus locales o shoppings no les venden sus productos, o si los trabajadores privados de esos mismos comercios son tan dinamizadores del mercado interno, pagando impuestos, usando servicios, haciendo compras.

Es irónico que con el mayor desparpajo, le vendan al pueblo trabajador el mensaje empresarial de eficacia. Producir más ganando menos, si un trabajo bien hecho se puede realizar con dos trabajadores en vez de con cuatro, ahorremos, ahorremos, que dos vayan a la calle.

Así nos hablan los y las caminantes blancos, la inefable recientemente coloreada de blanco se olvida de saludar a los liceales del interior que ganan premios internacionales. Liceales del sistema público de enseñanza. Ese sistema fantástico  que ha educado a generaciones de uruguaya/os que han crecido aprendiendo a vivir en democracia.

El mensaje es bien claro. Cerquita, aquí nomás, la derecha gobierna  y la gente humilde vive peor. En estos momentos, en el parlamento uruguayo se discute como se distribuyen los dineros del estado. Lo que los legisladores frenteamplistas discuten, piensan y hasta pelean es de donde se sacan recursos para que los programas sociales, la educación, no pierdan espacios y se puedan cumplir metas de mejora y crecimiento.

El poder del dinero es monumental, los que tiene más han dedicado mucho de ese dinero para tener medios de comunicación masiva y con ellos instalar noticias, ejes de debate, centros de atención que nada tienen que ver con lo que realmente pasa.

Aquí estamos transitando el invierno uruguayo, ese que es estacional, pero que no es necesariamente frío. Profundizar, avanzar en democracia con inclusión, con más transparencia es una necesidad obligatoria. Es parte de la construcción de una sociedad más equitativa, que avance en derechos. Lo que también es seguro es que los caminantes blancos orientales, no proponen una sociedad  más segura, sino una sociedad más autoritaria y represiva, no quieren una sociedad más equitativa, quieren una sociedad de mercado eficiente, donde la eficiencia sea crecimiento de la riqueza concentrada.

Encontremos en el pueblo de izquierda y progresista, el “vidiragòn” necesario, para que los “caminantes blancos“ no ganen.

 

Por Walter Martinez
Columnista uruguayo

La ONDA digital Nº 827 Síganos en Twitter y facebook)

 

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital