publi texto Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Turquía sufre la mayor purga política de su historia

Share Button

euronews  Desde el 15 de julio del año pasado, Turquía ha sufrido la mayor purga política de su historia. Las víctimas de esta macrooperación represiva han sido fundamentalmente simpatizantes y seguidores del clérigo Fetullah Gülen, el enemigo íntimo de Recep Tayyip Erdogan. Acusadas de conspirar contra el Gobierno o de tener vínculos con organizaciones terroristas, más de 50.000 personas, como el entonces gobernador de Estambul, Hüseyin Avni Mutlu, han sido encarceladas.

La purga ha alcanzado a todos los sectores del Estado: el militar, el político, el educativo… Más de 5.000 profesores han sido expulsados por decreto de colegios y universidades. Decenas de miles de funcionarios perdieron sus empleos de la noche a la mañana.

Mientras tanto, las autoridades han impuesto una severa mordaza informativa. En el último año han cerrado 160 periódicos y estaciones de televisión, y más de 150 periodistas han sido enviados a prisión.
La misma suerte han corrido 169 generales, 98 coroneles, 7.000 oficiales de baja graduación, 8.000 policías y 24 gobernadores provinciales. El número de personas investigadas se dispara hasta 169.000. Solo 43.000 han sido puestas en libertad.

Tras el fallido golpe de Estado, el New York Times vaticinó lo que iba a ocurrir en Turquía: un “contra-golpe de estado” en el que un presidente más obsesionado que nunca con el control del poder iba reprimir cualquier disidencia política o militar.


Cronología del golpe frustrado en Turquía

Eran las 10 de la noche del 15 de julio de 2016 cuando en Estambul y Ankara hicieron irrupción vehículos militares y soldados, ante una población desconcertada. Tanques y blindados bloquearon el Puente del Bosforo y el aeropuerto Atatürk. El espacio aéreo fue cerrado. El rumor de que se trataba de un golpe militar corrió como la pólvora.

Los más osados, empezaron a salir a la calle a plantar cara a los sublevados. Alrededor de medianoche, una presentadora de la televisión pública TRT leyó obligada una declaración de los golpistas. Los militares habían ocupado los estudios de la cadena.

Media hora después, el presidente Recep Tayyip Erdogan, al que el golpe sorprendió de vacaciones en Marmais, hizo un llamamiento al pueblo turco, a través del teléfono de una presentadora de televisión: “Nadie puede poner a prueba el poder de la democracia. Hago un llamamiento a todos mis ciudadanos. Quiero que salgais a las plazas, los cruces, las calles, los aeropuertos (…) No conozco otro poder más fuerte que el de la gente (…) No se puede aceptar un régimen militar”, dijo Erdogan.

En las horas siguientes, los sublevados continuaron los ataques, pero poco a poco se fue viendo que no controlaban totalmente ni el Ejército ni el país.
Cerca de las tres de la mañana, el Parlamento turco fue bombardeado por aviones F16. Casi a la misma hora, un sargento, de nombre Omer Halisdemir, mató al líder de los sublevados. Su acción le costó la vida, pero fue crucial para el fracaso del golpe.

Entretanto, muchos turcos siguieron el llamamiento de su presidente y salieron a la calle. Con la luz del día se vio que el golpe había fracasado, pero el coste humano fue muy elevado: más de 240 muertos en el bando antigolpista, la mayoría civiles, y un centenar entre los militares sublevados.

Fuente: euronews

La ONDA digital Nº 824 (Síganos en Twitter y facebook)

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital