publi texto Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Macri trabaja por una convergencia entre Mercosur y la Alianza del Pacífico, Uruguay entusiasmado

Share Button

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, asistió como invitado a la cumbre de la Alianza del Pacífico en Chile. Macri afirmó que la Argentina aspira a ser “parte activa” del proceso de acercamiento entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico y exhortó a fortalecer el trabajo conjunto “para encarar el desafío de generar trabajo y crecimiento económico” en toda la región.

“Queremos ser parte activa en el mundo para ayudar a resolver los problemas globales, dinamizar el Mercosur hacia el siglo XXI y converger hacia la Alianza del macri2-Pacífico”, afirmó en la ciudad de Puerto Varas, donde asiste a una cumbre del bloque regional que integran Chile, Perú, Colombia y México.

Macri dijo que “en un tiempo debemos estar trabajando todos juntos, encarando el enorme desafío de seguir creciendo y generando trabajo para nuestra gente, que es el camino para salir de la pobreza”.

En su mensaje  destacó que “más allá de las incertidumbres, hay un enorme futuro para nuestra región”. Agregando, “estamos seguros de que todos hemos entendido que a mayor institucionalidad, mejores y más reglas claras”, que es lo que va a permitir que haya “más inversión y empleo” para garantizar “igualdad de oportunidades y reducir la pobreza”.

Uruguay el más entusiasmado con la Alianza del Pacífico

El presidente Mauricio Macri se convirtió apoyado por la presidenta Bachelet en el emergente de la XI Cumbre de la Alianza del Pacífico. A pesar de que su país mira al Atlántico Macri hablo con firmeza de vincular definitivamente a su país a la AP.

Uno de los objetivos primarios de los fundadores de la Alianza del Pacífico; cooptar al MERCOSUR, parece estar a punto de concretarse si se tiene en cuenta el entusiasmo con que la presidenta Bachelet y Macri tratan de construir una nueva hegemonía en las políticas de alianzas en la región, integrando la Alianza del Pacífico y el Mercosur.

La nueva realidad regional con Brasil en crisis, cuya política de inserción internacional ha estado, antes de Temer, vinculada a los Brics, facilita hoy a los otros miembros del MERCOSUR, promover  esta nueva alianza.

Según el diario argentino La Nación, el que se mostró más entusiasmado en sumar ya al MERCOSUR a la Alianza del Pacífico, fue el canciller uruguayo Nin Novoa; “queremos que se avance en negociaciones comerciales del Mercosur con la Alianza del Pacífico inmediatamente”. Adelantando la estrategia de Uruguay para este proceso, indicó, que el presidente Tabaré Vázquez hablo con el gobierno de Paraguay para que este, “coordine” las negociaciones con la Alianza del Pacífico.

Esta posición de la cancillería uruguaya “no es de recibo” en el gobierno de Macri, que no quiere precipitar nada que pueda “exponerlo negativamente” ante el actual gobierno de Brasil, con quien se comprometió no hacer “nada desde el Mercosur sin un acuerdo previo”.

La canciller peruana, Ana María Sánchez informo a varios medios que  los Estados observadores de la Alianza son;  Alemania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, China, Corea del Sur, Costa Rica, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Eslovaquia, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Georgia, Grecia y Guatemala, Haití, Honduras, Hungría, India, Indonesia, Israel, Italia, Japón, Marruecos, Noruega, Nueva Zelanda, Holanda, Panamá, Paraguay, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Singapur, Suecia, Suiza, Tailandia, Trinidad-Tobago, Turquía, Ucrania y Uruguay.

Esta XI Cumbre de la Alianza del Pacífico se realizó en Puerto Varas, ciudad ubicada a más de mil kilómetros de la capital chilena. La cumbre coincide con que Chile asume la secretaría pro tempore de la AP, el canciller chileno Heraldo Muñoz señaló que en el grupo “estamos construyendo integración pragmática, flexible y realista”, destacó además el espíritu abierto que proyecta la Alianza del Pacífico al valorar la participación de 49 Estados observadores.

Por Francisco Montiel

El presidente argentino invitó a los empresarios del bloque a invertir en la Argentina. “Son muy bienvenidos. Creemos en el espíritu emprendedor y en el trabajo conjunto entre el sector público y privado”, puso de relieve también la importancia de que los países del Mercosur y del Pacífico avancen ” simultáneamente en tratar de integrar sus infraestructuras”. Además, advirtió que “hay mucho para hacer y para mejorar en la logística de la región”, pero subrayó que “lo bueno es que estamos todos coincidiendo en el diagnóstico”.

Y sostuvo que “en la Argentina hace seis meses se produjo un cambio político total” y apuntó que “este cambio implica que queremos ser parte del escenario mundial, queremos ser parte de las soluciones de los problemas globales”.

Explicó los tres ejes centrales que ha fijado como objetivos fundamentales de su gestión, “pobreza cero, unir a los argentinos” y llevar adelante un “combate frontal” contra el narcotráfico. “Como dicen en el campo si uno quiere ir rápido que vaya solo, pero si quiere llegar lejos, hay que ir unidos. Pero unidos por la ley, por las instituciones, por la no impunidad y por las reglas claras que premien el esfuerzo de la gente. Ese esfuerzo que dignifica”, remarcó.

Señaló que “la Argentina con la cual arrancamos era un país con una economía estancada, que hace cinco años que no crecía, con una alta inflación y problemas de infraestructura severos”. Indicó que hoy está garantizada la independencia del Banco Central “para volver a tener una moneda estable y confiable” y destacó que “ya empezamos a tener resultados en la reducción de la inflación”.

“Lanzamos el plan de infraestructura más importante de nuestra historia, al cual estamos convocando a todas las empresas del mundo, porque la buena ingeniería que tenemos en la Argentina no va a ser suficiente” para hacer todas las obras que el país necesita, afirmó, y sostuvo que Argentina y toda la región tienen la oportunidad de convertirse en “un jugador importante en lo que se llama el desafío del mundo en términos de seguridad alimentaria”.

“La Argentina puede duplicar su producción de alimentos en los próximos 5 o 6 años y para eso requiere de más puertos y de mejor aprovechamiento de las vías navegables, es decir, de infraestructura productiva en general”, señaló.

También explicó que “estamos lanzándonos a hacer nuestro aporte en términos de energías renovables”, ya que en la Argentina “tenemos la suerte, y esta vez estamos decididos a aprovecharla, de tener la tercera reserva eólica del mundo y la segunda solar”.

“Vamos a potenciar las energías renovables para ir balanceando nuestra matriz energética e incluir en estos primeros años 10.000 megas nuevos” en energías limpias, agregó el Presidente en otro pasaje de su mensaje.

 

Informe
Fuente: Presidencia argentina

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital