Cero bolani al público
por Joselo Olascuaga

Nunca había visto una cuarta pared tan cerrada en un teatro circular. Bolani deja apenas una mirilla, el ojo de una cerradura, para que el público se asome a esta historia de poderes y memorias, es decir de olvidos e impotencias.

 

La obra se llama Tape, la escribió Stephen Belber y es la primera dirección extraacadémica de Jorge Bolani. En el teatro Circular, para espiral del tiempo cíclico de su mitología, y con tres actores tan cuidadosamente elegidos como el texto de Belber: Álvaro Correa, Moré y Paola Benditto.

 

El juego es entre los tres actores, solo entre ellos. Fuera de la dirección de actores y las actuaciones todo es de palo.

 

No hay efectos. Es un trabajo chiquito hecho de mucho tiempo, minucioso, detallado, artesanal, miniminimalista. Todo en Tape es sencillo y resulta tan atrapante como la mayor curiosidad.

 

Mi percepción de lo desparejo de los elencos institucionales montevideanos, que en otros tiempos tenían excepciones de insuficiencias y en estos es al revés, se tranquilizó bastante al ver que el más cerebral de los actores uruguayos, capi di tutti capi, se metió en otros tres actores para darle a su Circular un hito digno de los tiempos en que él ahí actuaba (aunque entonces no era quien más se destacaba). Una pieza más intensa que Exiliados (lo más significativo que recuerdo haber visto en esa Sala 2), casi tan precisa como el mejor Pinter, que, puesta en escena a la perfección y con absoluta disciplina técnica de Correa y de Benditto (un poco menos de Moré, pero también hace un trabajo con suficientes aciertos) me sosiega al pensar que ganamos un director consciente de las marcas que acarrea.

 

Francamente, luego de un par de parciales decepciones en El Galpón y en El Circular, he visto dos obras que me confortaron. Tape, en el Circular y Pieza para dos actores en el teatro Agadu, dirigida por Antonio Baldomir. Un verdadero rescate de la dirección escénica. Pero al comentario de Pieza para dos actores habría que titularlo ligeramente distinto que el de Tape. “Cero bolani del público”. Ha pasado desapercibida. Tape será un éxito, sin duda, de esos que antes duraban tres años en la misma sala.

Las de Curi verbigracia, aquel Bolani de Doña Ramona.

LA ONDA® DIGITAL

© Copyright 
Revista
LA ONDA digital